Museo del Automóvil de Turín: el otro tesoro, además del Lingotto y la Sábana Santa

Situado a escasos 500 metros del Lingotto, se halla el Museo del Automóvil de Turín que alberga tesoros de valor incalculable.

Hace unos meses publicamos en la revista AUTO BILD en la sección ‘La Foto’ varias imágenes de una exposición dedicada al mundo del automóvil en el MoMa, el museo de arte moderno de Nueva York, y faro guía de las tendencias artísticas a nivel mundial.

Entre las imágenes mostradas había un coche de color rojo, líneas exuberantes y elegantes que me encandiló a primera vista. Se trataba del Cisitalia 202 Coupé, una auténtica obra de arte sobre ruedas, considerado, además, ‘escultura rodante’.

Cisitalia era una marca de automóviles deportivos y de competición, y su nombre derivaba de Compagnia Industriale Sportiva Italia, un conglomerado empresarial fundado en Turín en 1946.

La historia está repleta de grandes y bellos proyectos que lamentablemente no alcanzan la gloria por diferentes circunstancias, y en este caso el Cisitalia 202 Coupé no llegó a ser un éxito comercial –solo se produjeron 170 unidades–, pues se montaba de forma artesanal y el precio era muy elevado.

Museo del Automóvil de Turín
Belleza sobre ruedas: el Cisitalia 202 Coupé

 

Pero la belleza de sus formas, sin aristas ni depresiones, y todo ello convertido en un conjunto de unidad que generaba una sensación de velocidad, elevó al Cisitalia 202 Coupé al olimpo de las más bellas obras de arte rodantes.

Tal es así, que el Cisitalia 202 Coupé forma parte de la colección permanente del MoMa, y pocas son las obras afortunadas en lograr ese estatus.

Como no podía ser de otra forma, desde que lo vi en fotos, caí prendado. Había oído hablar de esta marca minoritaria, pero lo desconocía absolutamente todo, y sobre todo de la existencia del 202 Coupé.

Dicen que los caminos del Señor son inescrutables. Por eso, en septiembre, estando en Turín y antes de que fuera inaugurado el nuevo Lingotto, todo un icono de esta ciudad italiana y del mundo del automóvil en general, decidí darme una vuelta por los alrededores.

Sin comerlo ni beberlo me encontré con el Museo Nacional del Automóvil de Turín. Así que entré a visitarlo, y el destino me tenía preparada la sorpresa de que en este lugar tan especial no iba a encontrarme un Cisitalia 202 Coupé, sino ¡dos!

Pero, además de esta escultura rodante, este fabuloso museo alberga otras muchas joyas. El Museo Nacional del Automóvil (MAUTO) es uno de los más antiguos de su tipo.

Museo del Automóvil de Turín
Un fórmula 1 de antes de la 2ª Guerra Mundial.

El MAUTO fue fundado en 1933, con una primera exposición de coches históricos concebida por dos pioneros del automovilismo nacional italiano: Cesare Goria Gatti y Roberto Biscaretti di Ruffia.

Fue Carlo Biscaretti di Ruffia (hijo de Roberto), un aristócrata nacido en Turín en 1879, quien la concibió, la imaginó, reunió la colección inicial, luchó por hacerla realidad y trabajó toda su vida para darle un hogar digno.

En un área de 20.000 metros cuadrados, divididos en cuatro plantas, el MAUTO cuenta con una de las colecciones más raras e interesantes de su tipo, con más de 200 coches originales de 80 marcas de todo el mundo, y fue diseñado para atraer a un público muy amplio y variado, no sólo petrolheads.

La exposición hace un recorrido por toda la historia del automóvil desde sus tempranos inicios, partiendo del proyecto visionario del genio renacentista Leonardo da Vinci.

El recorrido por el Museo del Automóvil de Turín continúa con los primeros experimentos con vagones de vapor del siglo XIX y la elegante vetturette de principios del siglo XX, que vieron el triunfo de un motor sobre los demás: el de combustión, símbolo absoluto de la búsqueda de la velocidad por parte de la humanidad.

Museo del Automóvil de Turín
Los primeros automóviles eran eléctricos; aún no se había impuesto el motor de combustión

Los distintos modelos están brillante y cuidadosamente contextualizados con minientornos de su época, con lo que el visitante puede conocer el devenir de la historia a partir de los diferentes automóviles, como reflejo material de cada época, tendencia y moda.

Aparte de una sección dedicada a Ferrari, hay dos bloques que merecen especialmente tiempo en su visita: la del Arte –en la que se encuadra, cómo no, el Cisitalia 2020 Coupé– y la de los Prototipos que nunca llegaron a producirse en serie y quedaron en el sueño de los justos. Pero resulta digno ver cómo los diseñadores visionaban el futuro.

Museo del Automóvil de Turín
Sección dedicada a los prototipos en el Museo del Automóvil de Turín

Además de la ruta de exposición permanente, el Museo Nacional del Automóvil de Turín incluye otras actividades importantes. En primer lugar, el Centro de Documentación, que alberga documentos originales relacionados con los automóviles.

La Biblioteca, por su parte, cuenta con 9.000 monografías, de las cuales cerca del 50% son de propiedad exclusiva.

Otra actividad relevante del Museo del Automóvil de Turín es la Hemeroteca, un pequeño tesoro en el que se guardan 800 publicaciones de automoción, en todos los idiomas del mundo, 195 de las cuales son propiedad exclusiva de MAUTO.

Asimismo, una pequeña pero preciosa colección de libros antiguos es una parte importante de la Biblioteca, que es una auténtica rareza en la historia de la mecánica, la física y las ciencias entre los siglos XVI y XIX.

Museo del Automóvil de Turín
En esta imagen se muestra un Fiat 500 sobre el mapa de la ciudad de Turín, con los distintos proveedores de la marca

 

También está el Centro Educativo, que ofrece actividades para escuelas de todos los niveles y que ha reconfigurado su oferta con un enfoque en cursos para escuelas secundarias superiores y de diseño; y el Centro de Congresos, que alberga eventos, congresos y convenciones.

El MAUTO también ha puesto en marcha recientemente su propio Centro de Restauración, que realiza las actividades de mantenimiento ordinario y extraordinario de los coches de la colección, siguiendo la metodología científica en la fase de diagnóstico y un criterio conservador de restauración durante las intervenciones funcionales.

El Centro de Restauración supervisa y coordina una red de talleres y especialistas del sector, que trabajan en colaboración con el Museo aplicando la metodología descrita anteriormente y con el apoyo del Centro de Documentación.

Museo del Automóvil de Turín
Una fabulosa colección de Lancia recibe en la entrada del Museo del Automóvil de Turín.

 

No obstante, para un humilde servidor lo mejor es la colección de automóviles en sí. Es un tremendo gustazo repasar los últimos casi 150 años de historia de la humanidad a través de los automóviles que marcaron un hito en cada época.

Y no solo en Europa, también en Estados Unidos o Rusia. Sin olvidar los proyectos que quedaron en eso.., en proyecto.

Lo dicho: si vas hacer una escapada a Turín, no dejes de visitar este museo. Y el Lingotto, claro.

Museo del Automóvil de Turín: datos de interés

Denominado Museo Nazionale dell’Automobile, este fabuloso lugar se halla situado en la avenida Giovanni Agnelli (ahí es nada), a escaso medio kilómetro de otro icono del mundo de las cuatro ruedas: el Lingotto, otrora pista de pruebas de la fábrica de Fiat y hoy convertido en el jardín colgante más alto de Europa.

El museo abre todos los días (lunes de 10 a 14.00 horas y de martes a domingo de 10.00 a 19.00 h). La entrada cuesta 12 euros.

Gabriel Jiménez

 

902 152 389

Serrano 93, 3ª planta 28006
Madrid

Pol. El Campillo edif Meatza 2ª planta 48500
Gallarta (Bizkaia)

Secciones

© Atlántica Garantía