Vaya por delante que la máxima antes de conducir debería ser siempre ni una gota de alcohol. En España, aunque son muchas las voces que defienden la tolerancia cero, se mantienen unos límites mínimos permitidos. Lo difícil es saber cuándo un conductor se acerca a esos mínimos, es decir, ¿con cuántas cervezas das positivo en un control de alcoholemia de la Guardia Civil?

Innumerables son las ocasiones en las que un conductor arroja una tasa positiva en un test de alcohol en aire espirado y sorprendido por el resultado argumenta que solo ha tomado «un par de cañas». Puede que no esté mintiendo, pero es que hay personas y momentos en los que dos cervezas son suficientes para superar el límite de alcohol permitido para conducir.

Los límites de alcohol en España

A día de hoy, en un control de alcoholemia un conductor se considera positivo cuando arroja un resultado superior a 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre (0,25 mg/l en aire espirado). Para los conductores profesionales y noveles, la tasa es de 0,3 g/l en sangre y 0,15 mg/l en aire. Por encima de 0,6 g/l, la conducción bajo los efectos del alcohol pasa a convertirse en delito.

Con la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial se activará la tolerancia cero para conductores menores de edad.

Imagen

Con cuántas cervezas das positivo en un control de alcoholemia

Lo cierto es que a no todo el mundo la ingesta de alcohol le afecta del mismo modo. Es más, tú mism@, puedes beber la misma cantidad en días diferentes y sentir efectos distintos.

Cómo afecta el alcohol depende la complexión física, de lo que hayas comida antes y durante la ingesta del alcohol

En un tuit publicado hace tiempo, la Guardia Civil mostraba cómo afecta una jarra de 300 ml de cerveza en función de si quien la toma es hombre o mujer y de su peso:

De acuerdo con la información de la Guardia Civil, para un hombre de complexión media basta con dos jarras de cerveza para superar el límite de alcohol permitido; mientras que una mujer de 50 kilos no habrá terminado la primera cuando ya estará incapacitada para conducir.

Ahora bien, ni siquiera el tuit de la Benemérita debe servir de referencia ya que la tolerancia alcohol se reduce de forma notable si el conductor está en ayunas. Por eso, la máxima siempre debe ser la que tan popular hizo la DGT hace décadas: si bebes, no conduzcas.

Autobild