Detenidas 42 personas por participar en carreras de coches ilegales en Gran Canaria

La operación TODOGASGC se ha saldado con la detención de 42 personas por participar en carreras de coches ilegales en Telde (Gran Canaria). Otras seis personas están siendo investigadas por la Guardia Civil que ha incautado 40 vehículos y tramitado numerosas denuncias por infracciones a la a la Ley de Seguridad Vial, al Reglamento General de Vehículos y a la Ley de Seguridad Ciudadana.

La Guardia Civil y la Policía Local de Teide han trabajado de forma conjunta en una operación para poner fin a las peligrosas prácticas que se estaban llevando a cabo en distintas vías de Telde.

Según han podido constatar las carreras ilegales se han estado llevando a cabo durante semanas en diferentes escenarios. Los participantes utilizaban un sistema de alerta para avisar de la presencia policial y así retomar las carreras cuando los agentes abandonaban la zona.

Operación TODOGASGC

Según explica la Guardia Civil, la operación denominada TODOGASGC se ha llevado a cabo durante  más de tres meses.

Agentes de la Guardia Vil y la Policía Local de Telde diseñaron un operativo policial basado en la vigilancia discreta y a distancia con vehículos camuflados y drones policiales para captar las imágenes que mostraban el verdadero alcance de las actividades que llevaban a cabo.

Los investigadores pudieron comprobar como a la hora de competir, los participantes se posicionaban en paralelo en plena GC-1, ralentizaban la circulación normal de la misma y daban inicio a la competición utilizando la señal acordada: tres toques de claxon.

Carreras ilegales

Carreras ilegales de coches y ciclomotores con público

En estas competiciones participaban tanto turismos como ciclomotores rectificados mecánicamente para aumentar su potencia y velocidad; sorteaban los carriles de la vía aleatoriamente e incluso rebasaban a otros usuarios de la vía simultáneamente tanto por el lado izquierdo como por el derecho, originando un grave riesgo la para seguridad vial.

Estas carreras de ciclomotores, llegaban a contar con hasta siete participantes que, una vez iniciada la competición realizaban constantes adelantamientos entre ellos durante los 6 km (ida y vuelta), que duraba la misma.

«Un riesgo añadido a estas competiciones ilegales era la presencia de numeroso público que, carente de cualquier tipo de medida de seguridad (chalecos reflectantes), se situaban tanto en el arcén como en los carriles de incorporación de la GC-1 para observar la carrera», relatan los agentes responsables de la operación.

Carreras ilegalesCarreras ilegales

«Algunos de los asistentes llegaban a cruzar temerariamente la vía en plena noche, para situarse en la mediana y así poder observar la carrera en ambos sentidos e incluso grabar la misma», añaden.

Noelia López

902 152 389

Serrano 93, 3ª planta 28006
Madrid

Pol. El Campillo edif Meatza 2ª planta 48500
Gallarta (Bizkaia)

© Atlántica Garantía