Prueba BMW Z4 100.000 km: ¿Z de zozobrar?

¡En absoluto! 

Posiblemente la parte más sorprendente de esta prueba del BMW Z4 durante 100.000 km es que hasta los conductores más conservadores y fanáticos de los motores clásicos han hecho las paces con la política de downsizing de BMW. «Nunca pensé que diría esto», escribe uno de nuestros compañeros en el libro de viaje: «Pero el Z4 realmente no necesita un seis cilindros».

Actualmente, solo el modelo tope de gama, M40i de 340 CV es el único que cuenta con motor de seis cilindros. Pero “con un peso de 120 kg menos, el sDrive30i de cuatro cilindros es probablemente el coche más deportivo. Y es lo suficientemente rápido con sus 258 CV».

Y no es el único que piensa así. Poco después de llegar a nuestro garaje en septiembre de 2019, el roadster BMW empezó a recibir piropos por parte de todos: «Casi todo en este coche es un placer», indica Dirk Branke, subdirector de Pruebas de AUTO BILD en Alemania.

Y Henning Hinze, que suele escribir sobre coches clásicos para la revista AUTO BILD KLASSIK, apunta: “¡Se adapta como un guante! No tengo idea de por qué hay otro tipo de coches, excepto los pensados para arrastrar un remolque”. Solo hubiera preferido que el sonido “artificial” y el diseño tuvieran algo más de personalidad.

Buena respuesta y ‘bajo’ consumo

Naturalmente, este biplaza de 4,32 metros de longitud con tapicería de cuero rojo no solo ha conquistado los corazones de los probadores por su diseño, sino también en el apartado dinámico. «Es una pasada cómo se comporta en las curvas», señala Alexander Bernt.

El motor turbo tiene una respuesta de ensueño: sube bastante alto de vueltas, pero también empuja con mucha fuerza desde abajo (400 Nm de par desde solo 1.550 rpm). Además, con un consumo medio de 8,0 litros cada 100 kilómetros no se puede decir que gaste demasiado en vista de lo que se ofrece.

La dirección rápida y directa, pero no demasiado nerviosa, funciona como un buen secretario: todo lo que el jefe necesita lo tiene listo casi antes de que lo haya pedido.

También nos ha encantado la suspensión adaptativa M, que le proporciona una respuesta entre deportiva, firme, ligera y adecuada cuando te mueves en zonas de curvas. Y es aún más sorprendente que el Z4 también muestre virtudes que uno no esperaría en un coche de sus características.

Por ejemplo, el maletero ofrece una capacidad de 281 litros. Eso no solo es 101 litros más de lo que tenía su predecesor que fue reemplazado en 2018, sino que, además, cuenta con un diseño práctico y profundidad suficiente, lo que te permite cargar con todo el equipaje necesario de una pareja en vacaciones.

Prueba BMW Z4 100.000 km

No es de extrañar que hubiera lista de espera para poder disfrutar de nuestro BMW Z4 en fines de semana, puentes y vacaciones. Incluso es capaz de cargar con una compra al por mayor de bebidas y refrescos. Eso lo posiciona claramente como el candidato número uno para solteros o parejas con ganas de fiesta.

Prueba BMW Z4 100.000 km

Los puristas como el redactor de pruebas Malte Büttner celebran que cuente con un capó tan largo, porque lo considera una especie de «compensación para los fanáticos de los roadster clásicos».

Visto lo visto, tras la época en que BMW optó por montar el techo rígido en su predecesor Z4 E 89 (a la venta entre los años 2009 y 2016), parece que han hecho todo bien, incluida la decisión de volver a montar el techo de lona, que ahorra espacio y tiene más glamour.

Su atractivo es casi exclusivamente de naturaleza emocional, aunque no deja de ser cierto que el aislamiento acústico es ejemplar y el material no solo es resistente a la intemperie, sino que se acercan mucho a las cualidades de un techo de chapa.

El tiempo de apertura es de solo diez segundos, lo que invita a aprovecharlo en época invernal. Esto, sin duda fue bienvenido en nuestra sede de Hamburgo, ya que es una ciudad notoriamente húmeda.

Prueba BMW Z4 100.000 km

Claramente, el mal tiempo no es un desafío para el Z4, incluso cuando se vuelve realmente duro. Así lo pudo comprobar uno de nuestros compañeros, que se quedó atrapado en una fuerte tormenta de nieve en la autopista A 81 entre Heilbronn y Würzburg en 2020.

A él le hubiera encantado disponer en ese momento de una tracción total, pero se quedó asombrado por cómo la propulsión trasera del Z4 se desenvolvió y le permitió salir pese a rodar sobre una superficie tan resbaladiza.

Al margen de todo esto, hay que precisar que el Z4 no tuvo ningún problema mecánico durante toda esta prueba de 100.000 km. Nunca tuvo que ir al taller por avería y solo lo visitamos para las revisiones de mantenimiento.

Incluso tras el desmontaje completo del vehículo ni siquiera los estrictos ojos de los técnicos de Dekra lograron revelar defectos de importancia ni cierto desgaste significativo.

Prueba BMW Z4 100.000 km

Se podría decir que la leve abrasión que se ha producido en uno de los pétalos laterales del asiento del conductor es un pecado venial lógico tras el trote que ha tenido esta unidad en tan corto espacio de tiempo.

El hecho de que los 100.000 kilómetros no hayan dejado rastro en las alfombrillas o en el aro del volante habla de la calidad de los materiales utilizados.

Teniendo en cuenta el precio base, que ahora se sitúa un poco por encima de los 56.000 euros, en realidad la calidad de ajustes y materiales es una cuestión de honor, no algo que se deba poner en duda.

Prueba BMW Z4 100.000 km

La nota final que obtiene este Z4 sDrive 30i es de 9,8. No alcanza la perfección debido a pequeñas críticas que nuestros compañeros han anotado en el cuaderno de viaje, como los ligeros crujidos del salpicadero o la lente de la cámara de marcha atrás, cuya posición propicia que se ensucie con facilidad.

Alguno de nuestros compañeros también encontró molesto que el navegador le llevara a desviarse varias veces de la ruta ideal, pese a que a otros precisamente les hubiera encantado perderse en un coche como el Z4, porque como se suele decir: el viaje es la recompensa. Y ningún otro mejor que el Z4 para disfrutar al volante.

Mi opinión

El BMW Z4 ha superado este test de 100.000 km sin fallos mecánicas y sin apena desgaste. El factor diversión, la opción de poder usarlo incluso en el día a día y la calidad son puntos extra muy a su favor. Así que realmente merece una nota tan alta como la obtenida.

Conclusión

Lo mejor

La calidad general, el paso de los kilómetros no ha hecho mella alguna en el Z4.

Lo peor

Solo el asiento del conductor muestra algún tipo de desgaste.

Autobild

902 152 389

Serrano 93, 3ª planta 28006
Madrid

Pol. El Campillo edif Meatza 2ª planta 48500
Gallarta (Bizkaia)

© Atlántica Garantía