Hace unas semanas, la Dirección General de Tráfico inició una campaña para controlar el estado de los vehículos que circulan por las carreteras españolas. En total, la DGT ha realizado más de 200.000 mini ITV en carretera con resultados muy dispares.

Para reducir la siniestralidad en la vía, es tan importante utilizar sistemas de seguridad, como el cinturón o las sillitas infantiles en el caso de los más pequeños, o no conducir después de haber consumido alcohol, como tener el coche en perfecto estado.

Por ello, la campaña de la DGT tenía como objetivo intensificar la vigilancia sobre el estado de algunas partes del coche como los neumáticos, los frenos o el alumbrado, entre otros elementos, así como tener la ITV en vigor.

Precisamente, la ITV es un aspecto que los agentes controlan escrupulosamente, ya que muchos conductores circulan sin haber acudido a la inspección técnica obligatoria. Por otro lado, algunos retrasan la sustitución de los neumáticos y otros elementos por problemas económicos o falta de tiempo.

La DGT hace miles de mini ITV en carretera

La DGT hace miles de mini ITV en carretera

La DGT ha realizado numerosas verificaciones técnicas, mecánicas y de documentación a modo de ITV móviles. Los controles empezaban con una comprobación de la documentación del vehículo y del conductor y continuaba con una serie de controles visuales del estado de los neumáticos, la iluminación y otros aspectos de los vehículos.

Este tipo de controles han sido habituales desde hace muchos años en camiones y autobuses, pero no en turismos.

Durante la semana que duraron las mini ITV, la DGT ha controlado un total de 237.660 coches, de los cuales ha sancionado a 10.895. La mayoría de las multas no tenían que ver con problemas mecánicos sino con no tener la ITV al día.

ITV sin pasar, el problema más repetido

La DGT hace miles de mini ITV en carretera

En total, la DGT interceptó a 6.140 vehículos con la ITV pendiente de pasar, el 56% de los denunciados, un registro que asciende hasta el 65% en el caso de las furgonetas.

La segunda infracción más repetida hacía referencia al estado de los neumáticos, con 793 conductores denunciados, seguido por irregularidades en la documentación, placas de matrícula o el alumbrado.

Por último, en cuando a los camiones y vehículos de transporte de mercancías, la DGT detectó los habituales problemas de peso, colocación de carga y manipulación de tacógrafo.

Álvaro Escobar