Señales que indican el deterioro de los frenos de tu coche

Reducir las marchas antes de frenar, comprobar el líquido de frenos de manera periódica o prestar atención a los sonidos y vibraciones de tu coche pueden ser gestos clave para prevenir el deterioro prematuro de los frenos

Frenos del coche/P.F.

Debido al desgaste, los frenos van perdiendo efectividad de forma progresiva y el conductor se va adaptando a estos cambios. Con el paso del tiempo la distancia de frenado aumenta, el pedal se vuelve más esponjoso, hasta que otra persona no conduce nuestro coche y nos dice: ¡pero que mal frena tu coche!, no nos damos cuenta de que tenemos un problema. Por ello, desde Oscaro nos explican los aspectos que debemos tener en cuenta y consejos para facilitar el buen mantenimiento de los frenos.

Primero hay que practicar una conducción eficiente manteniendo un ritmo constante sin acelerones ni frenazos bruscos no solo reducirás tu consumo de combustible, sino que también prevendrás el desgaste del sistema de fricción. Detalles como reducir las marchas antes de frenar bruscamente para no forzar el sistema también evitará que tus frenos se desgasten de forma prematura.

Hay que reemplazar sus componentes de manera periódica. Aunque según la norma general se recomienda cambiar las pastillas de frenos cada 25.000 km, si vives en zonas de montaña, en zonas con muchas pendientes o simplemente usas tu vehículo a diario, es muy aconsejable que eches un vistazo a las pastillas para vigilar que su espesor no descienda de los 2 milímetros. Si finalmente necesitas cambiar las pastillas de frenos, recuerda que cada 4 cambios será necesario reemplazar los discos también.

También comprobar el líquido de frenos. En este caso, es tan importante la cantidad como la calidad del líquido. Por una parte, es fundamental prestar atención a que el nivel del líquido sea el adecuado, pero también se ha de vigilar el estado del mismo, ya que si está sucio afectará negativamente a la frenada del vehículo. Además, recuerda seguir las recomendaciones de cambiarlo cada dos años o cada 50.000 km.

Usar recambios homologados. A la hora de realizar cambios, siempre se ha de tener en mente que estos deben garantizar nuestra seguridad. En el caso de las pastillas de freno, debes comprobar que llevan grabado el código ECE R-90, que garantiza que cumple los requisitos de calidad exigidos.

Asimismo, se debe prestar atención a señales acústicas y vibratorias. Los chirridos o ruidos molestos constantes cuando presionas el pedal de freno son síntomas que pueden indicar que las pastillas de freno necesitan una revisión y, posiblemente, un cambio. Por otro lado, si lo que notas es que el pedal o el volante vibran, estos detalles podrían ser síntoma de que hay que cambiar el sistema de frenado cuanto antes.

Motor

946 361 960

Serrano 93, 3ª planta 28006
Madrid

Pol. El Campillo edif Meatza 2ª planta 48500
Gallarta (Bizkaia)

© Atlántica Garantía