902 152 389

Promoción Especial Moto Nueva

 

 Atlántica Garantía, Garantías mecánicas para motos, garantía moto

Extensión de Garantía de la Marca

Desde:

  • 114 € + IVA (24 meses ó 30.000 Km. de Cobertura).
  • 209 € + IVA (24 meses ó 60.000 Km. de Cobertura).

 

Requisitos

  • Para Motocicletas y Ciclomotores de hasta 23 meses de antigüedad.
  • Y que no sobrepasen los 30.000 Km. en el momento de la contratación.

Puedes calcular aquí el precio de la Garantía Mecánica para tu Moto.

Atlántica Garantía, Garantías mecánicas para motos, garantía moto

 

Tipos de Garantías

Top A (2 años ó 30.000 Km):

Extensión de Garantia de 2 años ó 30.000 Km para Ciclomotores y Motocicletas.

 

Top B (2 años ó 60.00 Km):

Extensión de Garantia de 2 años ó 60.000 Km para Ciclomotores y Motocicletas.

 

Descárgate el Condicionado y Tarifas.

 

Motocicletas denominadas Enduro - Cross - Trial, excluidas de garantía.

 

Información

Más información llamando al 902 152 389.

También puedes hacernos una consulta aquí.

Consejos para cuidar la batería de tu moto y alargar su vida

La batería es la gran olvidada en el mantenimiento de la moto y solo nos acordamos de ella cuando falla. Echarás de menos conocerla mejor. Aquí te lo contamos.

a electricidad es imprescindible para montar en moto. Para empezar, al arrancarla, sobre todo si hablamos de scooter que no se pondrán en marcha al "empujón". Además es necesaria para las luces, claxon e incluso para la chispa de la bujía (aunque ésta no proviene de la batería) o la inyección que, te recuerdo, se apellida "electrónica". ¿Sabes cómo mantenerla, cómo cambiarla y por cuál? Es más fácil de lo que parece.

¿Cómo funcionan las baterías de moto?

Todos los tipos de batería funcionan mediante un proceso químico. Se produce electricidad cuando los componentes internos de la batería reaccionan, y esta reacción se produce cuando se conecta el sistema. Cuando el motor está en marcha, a través del sistema de carga (generalmente, un alternador), la batería recupera su estado inicial, menos un pequeño porcentaje de desgaste. Por ello este proceso puede realizarse un número limitado de veces (varios miles), por lo que al final la batería terminará agotándose.

Tipos de batería para la moto o scooter

Con mantenimiento: Son las de toda la vida, también llamadas de "plomo-ácido" porque son los componentes que reaccionan en su interior: placas de plomo bañadas en ácido sulfúrico. Llevan unos tapones por encima, normalmente roscados, uno en cada "vaso" o división entre placas.

Sin mantenimiento: También contienen ácido dentro, pero no requieren rellenarlas con el tiempo. Vienen con unos tapones que se quedan fijos sobre el cuerpo de la batería tras rellenarla con el ácido, que vendrá aparte.

De gel: El electrolito (el ácido) viene en una especie de silicona. No hay líquido dentro y, por tanto, no hay riesgo de derrames de ácido. En motos en que hay riesgo de que se caiga o que la batería va tumbada, es una opción muy interesante, pero requieren una tensión de carga más uniforme y, por tanto, son delicadas.

De litio: Es una batería más cara, ligera y sin mantenimiento. Es la más sofisticada de todas las opciones, pero también delicada en cuanto a su carga. Eso sí, pesa entre tres y cinco veces menos que las normales y puede durar más si no sucede nada raro y si no fuerzas la carga. Atención, porque no vale cualquier cargador.

Cómo elijo la batería para mi moto

Lo primero que debes cerciorarte es que sabes la que técnicamente necesitas siguiendo los siguientes parámetros.

Voltaje: es la tensión o presión de una fuente de suministro eléctrico. En el 99% de los casos será 12v. Hay motos clásicas todavía con batería de 6v, pero no es ya normal.

Amperaje: es la capacidad de carga de la batería. Se mide en amperios-hora (Ah) y se indica con un número que significa la cantidad de electricidad que dará esa batería durante una hora en descarga. Va en función, por tanto, de la electricidad que gasta tu moto. Lo normal es que esté entre los 4Ah hasta los 12Ah ó 14Ah, aunque hay motos pequeñas o muy grandes que pueden requerir más o menos amperaje.

 

Tamaño físico: La batería va metida en una caja, con su soporte pensado para la batería del tamaño correcto. Más grande o más pequeña no irá bien sujeta o incluso puede cortocircuitarse al tocar con los bornes algo metálico. Positivo y negativo van en su lado concreto: los cables no van a llegar para cruzarse si compras una batería de su tamaño, pero con los polos cambiados.

Tipo de batería: casi todas las motos aceptan cualquier tipo de batería, pero no siempre es así y a veces requiere un tipo determinado. Por ejemplo, los Suzuki Burgman 400 llevan la batería al fondo de la guantera, tumbada. Por ello, no puedes poner una de ácido abierta, porque se saldría el acido provocando graves averías.

El "nombre" de la batería: La batería se identifica por una serie de letras y números. Las letras identifican el tipo de batería y el número el amperaje. Es una nomenclatura que creó la marca Yuasa y que se considera ya establecida. En algunos casos, la "Y" primera del nombre se sustituye, porque quería decir precisamente "Yuasa". Cuando vayas a comprar una nueva, emplea el código de batería que indiquen las instrucciones de la moto. Si vas a comprar una superior (de litio, por ejemplo) para sustituir la de serie, asegúrate que es compatible con la que tienes que llevar: te lo suele indicar la propia batería.

Consejos para darle una larga vida a la batería de tu moto o scooter

1- Las baterías sin mantenimiento, de las de gel o litio, no requieren un mantenimiento especial. Solo si les baja la carga convendrá enchufarlas a un cargador. Y no vale cualquiera.

2- Las baterías de litio y algunas de las de gel llevan un avisador de carga.

3- Las baterías de ácido selladas requieren que viertas el electrolito (el ácido) dentro de ella antes de montarla en la moto. Nunca fuerces ese trasvase. Tardarán unos minutos en pasar, pero evitas derramamientos de ácido. Después déjala reposar, sin cerrar los vasos de la batería, entre una y dos horas.

4- Las baterías con mantenimiento requieren que revises el nivel del electrolito. Depende del uso que le des a la moto y dónde la aparques (si hace frío o calor, más a menudo) cada dos o tres meses. Se rellenan con agua destilada (no con más ácido) hasta el nivel indicado como máximo, no hasta arriba.

5- Es bueno proteger los bornes de la batería con vaselina. La hay especial para este uso y protege las baterías de la sulfatación.

6- Siempre que desmontes la batería empieza por el polo negativo: si tocas el chasis con la herramienta no pasará nada. Si estando el negativo conectado tocas al tiempo el positivo y el chasis provocarás un cortocircuito que puede estropear, cuando menos, el fusible de protección. Cuando la montes, precisamente por lo mismo, empieza por el positivo.

7- Las baterías de ácido con mantenimiento llevan un tubo respiradero para evacuar los gases provocados en sus reacciones químicas. Ese tubo debes montarlo por donde vaya en tu moto.

8- Si vas a cargar una batería de ácido, lo mejor son los cargadores inteligentes. Si vas a hacerlo con uno normal, lo mejor es cargarlo a la 10ª parte de su capacidad: si tienes una batería de 12 Ah, cárgala a 1,2 amperios durante 10 ó 12 horas. Las opciones de carga rápida estropean más la batería.

9- Si vas a dejar parada la moto muchos días desconecta los bornes, o quita la batería y guárdarla en casa si van a ser días fríos.

10- Si la batería se ha descargado sin motivo aparente, comprueba el circuito de carga de tu moto. Con un polímetro en los bornes, arranca el motor. Tiene que cargar entre 13 y 14 voltios.

11- Si optas por una batería de litio, muchas veces son más pequeñas que las normales. Suelen venir con alzadores para que la ajustes a la altura de tu caja de batería y no se mueva.

12- Una batería tiene una vida útil limitada: 3-4 años es lo habitual. Si la cuidas mucho, puedes estirarla hasta más de los cuatro o cinco, pero tampoco es extraño si no la has cuidado especialmente y "se va" a los dos y medio.


Noticias

La DGT intensificará la vigilancia de motocicletas por su alta accidentalidad

 La DGT intensificará la vigilancia de motocicletas por su alta accidentalidad

La Jefatura Provincial de Tráfico intensificará este año la vigilancia sobre las motocicletas por las altas tasas de accidentalidad que presentan estos vehículos, que causaron en 2017 el 37 por ciento de los fallecidos en carretera en Asturias pese a representar solamente el 8 por ciento del parque móvil del Principado.

Este es uno de los asuntos que ha centrado la reunión de la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial que hoy ha presidido en Oviedo el delegado del Gobierno en Asturias, Mariano Marín.

Este órgano, que está integrado por responsables de las administraciones central, autonómica y local, ha analizado el balance de siniestralidad de 2017, que ha sido presentado por la jefa provincial de Tráfico, Raquel Casado, así como el calendario de campañas especiales previstas para este año.

Los datos de siniestralidad -adelantados por Tráfico a principios del pasado mes de enero- reflejan que 27 personas perdieron la vida el pasado año en las carreteras interurbanas asturianas, uno más que en 2016.

Las motocicletas fueron los vehículos con mayor número de muertos en accidente de tráfico, un total de 10, frente a los 8 de los turismos.

A la vista de estos datos, la Jefatura Provincial de Tráfico ya alargó el pasado año hasta noviembre la campaña de vigilancia sobre motocicletas, inicialmente prevista para los meses de verano, un periodo en el que se controlaron más de 4.600 vehículos y se detectaron 276 infracciones.

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil ha intensificado desde este mismo mes de abril el control sobre las motocicletas.

Además, se han programado una serie de iniciativas orientadas a la concienciación de los conductores de motocicletas a través de la colaboración con sus asociaciones, con jornadas de educación vial en educación secundaria y la Universidad, y otras específicas sobre circulación segura impartidas dentro del Sello Asturiano de Movilidad Segura.

Otra iniciativa prevista es la organización de jornadas con ayuntamientos y empresas cuyos trabajadores realicen desplazamientos laborales en motocicleta.

La DGT ha programado para este año un total de veintiuna campañas de vigilancia, de las que ya se han realizado siete, para controlar el transporte escolar, la seguridad en las furgonetas, el uso del cinturón o el consumo de alcohol y drogas, entre otros aspectos.

Además, este año se va a realizar una campaña específica de ámbito provincial centrada en los peatones, dado que en 2017 fueron nueve personas las que murieron atropelladas en vías urbanas e interurbanas.

Para ello, se ha subrayado la necesidad de garantizar la colaboración de las policías locales, al producirse mayoritariamente los atropellos dentro de su demarcación.

Otro de los puntos analizados hoy es el desarrollo del Plan Autonómico de Educación Vial, puesto en marcha el pasado mes de septiembre con el objetivo de mejorar la colaboración de las administraciones y los entes privados en esta materia.

Dentro de la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, el Plan Autonómico trata de potenciar el comportamiento responsable y seguro de todos los usuarios de la vía, de manera sostenida a lo largo de todo el ciclo vital y adaptando los conocimientos en función de la edad y los grupos a que va dirigida.

Historia de la motocicleta: orígenes, evolución y tipos.

Las motos, como se conocen comúnmente, son uno de los transportes más usados y queridos del mundo. Si te interesan estas maquinas, aquí podrás conocer toda la historia de la motocicleta.
Primero empezaremos con una breve definición de la motocicleta. “Es un vehículo de dos ruedas, propulsado por un motor que acciona la rueda trasera mediante un mecanismo de cadena, correa o cardán”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | Aceptar