902 152 389

10 razones para no comprar un vehículo 100% eléctrico

1.- Los vehículos 100% eléctricos son a día de hoy excesivamente caros. Los modelos que hay actualmente en el mercado cuentan con un precio de partida realmente elevado, al que hay que sumarles en muchos casos alquiler de baterías.

2.- Los tiempos de recarga son por el momento demasiado altos, llegando a alcanzar las 8 horas para su carga completa.

No podemos abusar de los puntos de recarga rápida dado que los fabricantes nos comentan que podemos fatigar los materiales en exceso. La cargas obtenidas mediante el sistema de recarga rápida duran menos kilómetros que las que se realizan mediante un punto de recarga lento o de baja intensidad.

3.- No nos olvidamos de ITV y no tenemos ninguna exención al pasar la misma.

4.- Si bien es cierto que podemos ahorrar miles de euros a la hora de estacionar en la calle, las plazas con puntos de recarga son muy limitadas y a menudo se encuentran ocupadas por vehículos de reparto, cuentan con una avería en el poste de recarga o el mismo está desconectado.

5.- La escasa autonomía de los 100% eléctricos son el principal hándicap para esta clase de vehículos. La inexistencia de tantos puntos de recarga como gasolineras hay para los vehículos de combustión, son una clara desventaja.

Europa debe multiplicar por 20 los puntos de recarga para el coche ...

6.- Si eres de los que viaja deberás plantearte cómo desplazarte durante ese periodo. Tu vehículo eléctrico se deberá quedar en el garaje y tendrás que desplazarte en un segundo vehículo o realizar tus viajes en otro medio de transporte.

7.- Olvídate de llevar el coche al “taller de la esquina”. Deberás acudir con tu coche a talleres especializados preferiblemente de la marca de tu coche ya que por el momento no hay muchos talleres especializados en coches eléctricos.

8.- La semana pasada os dijimos que tenemos una menor posibilidad de averías mecánicas, sin embargo, contamos con un componente que se desgasta rápidamente con el paso de los años, la batería. La sustitución de este componente es muy costosa, mucho más que muchas de las averías más comunes de los vehículos que usan combustibles fósiles.

9.- Si tienes una emergencia y tienes que salir de casa al poco de llegar del trabajo, no podrás (o estarás muy limitado en kilometraje) ya que no tendrás el 100% de la carga y puede que te quedes tirado.

10.- Las marcas recomiendan la instalación de una toma especial si vas a realizar un uso continuado de tu red eléctrica doméstica para la carga de este tipo de vehículos. Esta instalación es costosa y hay que añadirla a la larga lista de costes que esta clase de vehículos supone para nuestro bolsillo (compra + alquiler de baterías + instalación de toma especial)

Luis Reyes

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | Aceptar