902 152 389

El casi desconocido Lamborghini Urraco celebra este año su 50 aniversario

El Lamborghini Urraco es uno de los modelos de la marca italiana menos conocidos, probablemente porque también es uno de los menos valorados por los coleccionistas. Este afilado deportivo 2+2 equipado con un motor V8 central nació hace ahora precisamente 50 años y por su baja producción es uno de los modelos más raros de la firma de Sant’Agata Bolognese.

A finales de la década de los sesenta Ferruccio Lamborghini quería ampliar el catálogo de su marca, que hasta ese momento solo había contado con modelos de tipo Gran Turismo equipados con el conocido V12 de la marca. Por eso lanzó el que hoy podemos considerar como el verdadero antecesor de los Lamborghini Gallardo y Huracán, el Lamborghini Urraco, aunque lo cierto es que este modelo clásico contaba con un planteamiento muy distinto.

Al contrario que el Lamborghini Jalpa lanzado posteriormente, el Urraco contaba con un amplio y cómodo habitáculo de 2+2 plazas, lo que no le impedía disponer de una mecánica de motor central, una tendencia que la marca italiana había adoptado poco antes con el mítico Lamborghini Miura de 12 cilindros.

El Lamborghini Urraco era el competidor directo del Ferrari Dino 308 GT4, otro de los poquísimos modelos 2+2 de motor central trasero que han sido fabricados en serie. Al igual que su rival de Maranello, el Urraco había sido diseñado por Marcello Gandini, entonces diseñador principal de Carrozzeria Bertone, una de las pocas ocasiones que Pininfarina no firmó un Ferrari de la época.

El Lamborghini Urraco fue presentado originalmente en 1970, a finales del mes de octubre, durante el Salón del Automóvil de Turín, aunque su producción no dió comienzo hasta 1972. La primera versión fabricada fue el Urraco P250, con un motor V8 de 2.5 litros que entregaba 220 CV, de ahí su denominación, en la que la P significa posteriore y 250 es su cilindrada.

Tras este fue lanzada una versión de 2.0 litros que estaba destinada exclusivamente al mercado italiano y que tuvo como rival al Ferrari Dino 208 GT4, que también montaba un motor más pequeño destinado a esquivar los elevados impuestos que tenían los modelos de más de 2.0 litros en ese mercado. Esta versión fue presentada en el Salón del automóvil de Turín de 1974 y contaba con 182 CV. La última versión lanzada del modelo también fue lanzada ese año, el Urraco P300, que aumentaba su cilindrada a 3.0 litros y que presumía de una potencia de 250 CV.

El interior era muy espacioso a pesar de su motor central.

Curiosamente, la versión más rara fue el Urraco P200, el más barato, del que solo fueron fabricados 66 ejemplares, frente a los 520 y 190 fabricados del Urraco P250 y Urraco P300, respectivamente. Tras solo 7 años en el mercado y menos de 800 unidades fabricadas, el Urraco desapareció sin sucesor formal, quedando como una curiosa anécdota del catálogo de la firma de Sant’Agata Bolognese. Tras él, Lamborghini nunca volvió a fabricar un deportivo 2+2 de motor central, una configuración extremadamente rara y que la propia Ferrari solo volvió a emplear con la saga Mondial moderna. Actualmente solo podemos encontrar en el mercado un modelo con estas características, el Lotus Evora con su motor V6 y dos minúsculas plazas traseras.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | Aceptar