902 152 389

Particulares

 

En las operaciones de compraventa entre particulares, es recomendable contar con una garantía de averías mecánicas

Calcula aquí el Precio de una Garantía Mecánica                    Contacta con nosotros. Envíanos tu consulta.

 
Cuando decidimos comprar un coche de segunda mano, tenemos la opción de comprarlo en un concesionario o a un particular, y aquí nos encontramos con una decisión muy importante: hacer un desembolso económico en los tiempos que corren puede afectar a tu economía notablemente. Generalmente, si compras a un particular tienes la ventaja económica. La diferencia entre comprar a un concesionario o a un particular puede ser de entre un 15% y un 30%.  Sea cual sea la elección, comprar a un profesional o a un particular, que sea con una garantía mecánica. Atlántica Garantía S.A. dispone de este tipo de producto: Garantía Mecánica Particulares.

Comprando un coche con garantía Atlántica, el comprador tendrá la tranquilidad de la adquisición de un vehículo garantizado  en caso de avería.

Así mismo, para el vendedor que va a deshacerse de su vehículo, la  garantía Atlántica le da la misma tranquilidad por una posible avería. Contratar una garantía sellada por Atlántica también da confianza al comprador que solo por tenerla se puede decantar de por ese vehículo.

Si el vendedor cuenta con una garantía Atlántica el papeleo, la tramitación y la decisión del comprador suele más rápida.

Ten en cuenta que las averías mecánicas suelen ser muy caras, sobre todo las de motor o caja de cambios, este seguro también cubre la rotura de los módulos electrónicos, ahora presente en la mayoría de los vehículos del mercado.

Como puedes comprobar comprar un coche con garantía Atlántica, tiene muchas ventajas y da una gran confianza. Seas comprador o vendedor te animamos a realizar una compra o venta  incluyendo la garantía mecánica de Atlántica Garantía S.A.

 

Trámites para la compra-venta de coches

Preguntas más frecuentes:

¿Qué trámites tengo que hacer cuando voy a vender?
¿Qué trámites tengo que hacer cuando voy a comprar?

Antes de comprar:
Verificar que el vendedor está al corriente de los pagos de:

Impuesto de circulación.
La ITV (si el vehículo tiene más de 4 años).

Comprobar que en la tarjeta técnica figuran las modificaciones importantes que se le hayan practicado al vehículo.
Es útil también comprobar los kilómetros y la antigüedad, y pedir el libro de mantenimiento y las facturas de revisiones y reparaciones.
Es muy importante consultar el Registro de Vehículo de la DGT y obtener un Informe del Vehículo para que verificar que no tiene multas de transportes, embargos, precinto o cargas. (Solicitar aquí el Informe del Vehículo)

¿Cuánto cuesta la tasa del cambio de titularidad?

En 2018: 54 €, excepto ciclomotores 27 € (Atención: las tasas pueden variar anualmente).

A la hora de comprar:

Contrato de compraventa en el que se especifica:
Identificación completa del vendedor: nombre, apellidos, DNI, dirección. Identificación completa del comprador: nombre, apellidos, DNI, dirección.
Identificación del vehículo: marca, modelo, matrícula, etc., cargas y gravámenes, precio, plazo de entrega del vehículo y forma de pago.
El contrato debe ser firmado por ambas partes.
Realizar la transferencia o el cambio de titularidad. Normalmente, el comprador se hace cargo de pagar las tasas del cambio de titularidad y el impuesto de transmisiones patrimoniales.

Período de información de los cambios de titularidad:
Vendedor: dispone de 10 días para comunicar la transmisión del vehículo.
Comprador: dispone de 30 días para solicitar la transferencia o renovación del permiso de circulación.

Documentación
Solicitud transmisión de vehículos, disponible en los cuatro idiomas oficiales del Estado (facilitado en Tráfico presencialmente o vía Internet).
DNI o documento acreditativo para extranjeros (Tarjeta de residencia y pasaporte más NIE). Fotocopia y original.
Permiso de circulación
Justificante del pago o justificante de exención o justificante de no sujeción de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales liquidado en la Comunidad Autónoma, salvo que el vendedor sea un empresario en el ejercicio de su actividad, en cuyo caso aportará factura. Se trata de, aproximadamente, un 4% sobre el precio de la venta. El pago de este impuesto se realiza en una dependencia recaudatoria dependiente de la Comunidad Autónoma en que vivamos. El día que se acude a Tráfico, hay que ir con el justificante del pago ya realizado en mano; si no es así no se hará efectivo el cambio de titularidad.

Si la documentación la presenta una persona distinta del comprador del vehículo, esa persona deberá aportar además:
El original de su propio DNI
Autorización del comprador para realizar el trámite, donde exprese el carácter gratuito de la representación.

¿Qué hay que hacer cuando el comprador o vendedor es menor de edad?

Deberán ir acreditados con los datos y la firma del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite el concepto por el que actúan.

IMPORTANTE:

Es altamente recomendable, en la medida de lo posible, que comprador y vendedor acudan juntos a realizar los trámites. Así, si faltara algún documento o alguna firma a realizar, se podría solventar al instante.
El coche y las llaves se entregan al comprador JUSTO en el mismo momento en el que éste efectúa el pago al vendedor, ni antes ni después.

¿Qué trámites tengo que hacer cuando voy a vender?

Impuestos y gastos
Impuesto circulación.
Documentación en regla.
Recomendable ITV pasada (si el vehículo tiene más de 4 años).
Contrato de compra-venta (descárgalo).
Redacción del contrato en el que se especifica:
Identificación completa del vendedor: nombre, apellidos, DNI, dirección.I dentificación completa del comprador: nombre, apellidos, DNI, dirección.
Identificación del vehículo: marca, modelo, matrícula, etc., cargas y gravámenes, precio, plazo de entrega del vehículo y forma de pago.
El contrato debe ser firmado por ambas partes.
Cambio de titularidad (para realizar este trámite es necesario acudir a tráfico)

Documentación:
DNI o documento acreditativo para extranjeros (Tarjeta de residencia y pasaporte más NIE). Fotocopia y original.
Documentación completa del vehículo: ITV y Permiso de circulación.
Último recibo del Impuesto Municipal de Vehículos de tracción mecánica. En caso de estar eximido: justificante de exención.
Contrato de compra-venta.
Período de información de los cambios de titularidad:

Vendedor: dispone de 10 dias para comunicar la transmisión del vehículo.
Comprador: dispone de 30 días para solicitar la transferencia o renovación del permiso de circulación.

Casos excepcionales:
El vendedor ha fallecido: Debe presentarse declaración de herederos o testamento acompañado de certificado de últimas voluntades, o cuaderno particional en que conste la adjudicación del vehículo, y el impuesto de sucesiones.

En Canarias, Ceuta y Melilla, se requiere el certificado de Aduanas que acredite el cumplimiento de las obligaciones tributarias.
Si el vehículo está libre del pago del impuesto de circulación, será necesario el justificante de esta exención. Es el caso de:
Cambio de titularidad de vehículos de autoescuela
Vehículos de alquiler sin conductor
Taxis
Cambios de residencia que estuvieron exentos de pago en el momento de la matriculación y se efectúe antes de los plazos legalmente previstos.

IMPORTANTE:

Es altamente recomendable, en la medida de lo posible, que comprador y vendedor acudan juntos a realizar los trámites. Así, si faltara algún documento o alguna firma a realizar, se podría solventar al instante.
El coche y las llaves se entregan al comprador JUSTO en el mismo momento en el que éste efectúa el pago al vendedor, ni antes ni después.

 

-Prueba nuestro Tarificador y calcula el precio de tu tranquilidad, el precio de una garantía mecánica para venta de coches particulares. Sin papeleo. En 1 minuto.

-Aprovecha los últimos días de nuestra oferta Particular a precio de Profesional.

-Aquí puedes descargar un Contrato de Compraventa de Vehículos..

 

Cómo se cambia la titularidad de un coche, paso a paso

¿Acabas de comprar un coche de segunda mano? ¿O has heredado el coche de tu abuelo? Espera porque no será realmente tuyo hasta que no hagas un cambio de titularidad

Seguro que alguna vez has escuchado a algún amigo/vecino/cuñado contar la odisea de un conductor que tras vender su coche recibía las multas del nuevo propietario. O al revés, que el actual dueño de repente descubría antiguas sanciones o causas pendientes de resolver.

Para evitar estos problemas, que en ocasiones se convierten en verdaderas pesadillas, hay que ir con pies de plomo. Si no conoces al vendedor, lo ideal es pedir un informe de tráfico antes de cerrar la compra y siempre hacer un cambio de titularidad antes de empezar a funcionar como si el coche fuese tuyo.

Resultado de imagen de te he vendido un coche

El cambio de titularidad, también llamado transferencia, no es más que el trámite que certifica el proceso de compraventa de un vehículo y garantiza que el nuevo titular va a adquirir tanto los derechos como las responsabilidades sobre el automóvil.

Antes de cerrar la compra de un coche usado...

Lo primero de todo cuando vayas a comprar un vehículo de segunda mano, ya matriculado, a un particular, es comprobar que toda la documentación está en regla y a continuación, rellenar un contrato de compra-venta estándar (los puedes encontrar e imprimir por internet). Necesitarás tener el permiso de circulación, la tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos y el recibo de pago del impuesto municipal de circulación.

También tendrás que saldar cuentas con la Agencia Tributaria.

Una vez que tengas todos los documentos anteriormente mencionados convenientemente rellenados y firmados por ambas partes, debes abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales (el modelo 620) ante la administración de Hacienda de tu comunidad autónoma. Este impuesto es de alrededor de un cuatro por ciento del valor actual del vehículo. Una vez hayas acudido a saldar cuentas con la Agencia Tributaria, recibirás un Código Electrónico de Transferencias (CET) que te servirá para acreditar que has cumplido con tu obligación fiscal.

¿Dónde se hace el cambio de titularidad de un vehículo?

Con el contrato de compra-venta, la solicitud de cambio de titularidad y el comprobante de pago del impuesto de transmisiones patrimoniales, es hora de hacer el cambio de titularidad.

La transferencia de un coche es un trámite que, de forma presencial, se lleva a cabo en cualquier Jefatura Provincial de Tráfico. Recuerda que debes pedir cita previa y que para hacer el trámite necesitarás la firma del otro interesado (comprador o vendedor en cada caso). Además, deberás llevar:

  • Impreso de solicitud de cambio de titularidad del vehículo cumplimentado.
  • Tasa cumplimentada de 53,40 € (26,70 € para ciclomotores)
  • DNI, tarjeta de residencia, pasaporte o permiso de conducción español del comprador (original) y del vendedor.
  • Permiso de circulación del vehículo.
  • Justificante del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la Comunidad Autónoma donde resida.

El cambio de titularidad de un coche también se puede hacer por Internet. Al igual que otros trámites administrativos, necesitarás un certificado electrónico que acredite tu identidad. Actualmente en España se puede conseguir estos certificados con el DNI electrónico que expide la Dirección General de Policía o gracias al certificado digital que emite la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Una vez tengas el certificado podrás realizar el trámite desde casa, sin esperas y las 24 horas del día, guiándote a través de la sección de “Trámites” de la página web de la DGT.

Por último, avisa al vendedor

Una vez que se ha realizado correctamente el cambio de nombre, debes informar al antiguo propietario de este mediante el envío de una copia del nuevo permiso de circulación con el nombre ya cambiado. Esto debes realizarlo en un plazo de 15 días desde el momento del cambio de nombre. Si lo has vendido y no recibes este documento en el plazo indicado, deberás comunicar a Tráfico que has vendido el vehículo mediante la notificación de venta del vehículo. De esta manera evitarás problemas en el futuro. Pasos sencillos pero indispensables.

Cuando el cambio de titularidad es por fallecimiento

Tras el fallecimiento del titular del vehículo pueden darse dos casos:

1. Que no haya heredero nombrado.

En ese caso, la persona que tenga a su cargo la custodia provisional o definitiva deberá comunicarlo a la Jefatura de Tráfico de su domicilio legal, en el plazo de 90 días. La documentación a presentar para hacer el cambio de titularidad es la siguiente:

    ?    Impreso de Solicitud de Cambio de Identidad.

    ?    Pago de tasa (53,40 euros, excepto ciclomotores 26,70 euros)

    ?    Documentos de Identidad.

    ?    Certificado de defunción del titular o libro de familia donde conste el fallecimiento.

    ?    Documento que acredite la posesión del vehículo.

    ?    Permiso o licencia de conducción.

    ?    Tarjeta ITV o Ficha técnica del vehículo. Además, el solicitante deberá abonar la tasa correspondiente.

Tráfico anotará en el Registro de Vehículos y en el permiso o licencia de circulación la expresión siguiente: “En poder, hasta su adjudicación hereditaria de… (nombre y apellidos del poseedor)”.

El nuevo poseedor provisional será considerado como sujeto de cuantas obligaciones correspondan titular del vehículo.

2. Que sí haya heredero; en esta caso se hace una transmisión definitiva

El propietario del vehículo debe solicitar la transmisión definitiva del vehículo en el plazo de los 90 días siguientes a la fecha indicada en el documento que la acredite como dicho adjudicatario.

Además deberás presentar ante la Jefatura de Tráfico la misma documentación que un cambio de titularidad ordinario aunque con dos requisitos más:

    ?    Liquidación o exención del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

    ?    Declaración de herederos, o testamento, acompañado de certificado de últimas voluntades, o cuaderno particional en que conste la adjudicación del vehículo.

Noelia López

Fernando Alonso: "Hay razones para ser optimistas"

 Video thumbnail

Fernando Alonso es optimista de cara a la temporada en ciernes y lo demuestra cada vez que habla. El asturiano se ha sincerado en El Transistor de Onda Cero y Radio MARCA. Lo más destacado de la entrevista se centra en McLaren y las expectativas suscitadas tras el divorcio con Honda y el acuerdo con Renault. Cuando se le pregunta por objetivos pone de manifiesto que lo tiene todo muy estudiado: "La cosa no ha cambiado mucho desde la presentación del coche. Queríamos mejorar lo realizado con Honda. Colocarnos lo más cerca posible de los tres de arriba. Estamos en el buen camino para dar ese salto. Queremos luchar con ellos en el mayor número de carreras posibles".

Las 25 averías mecánicas más habituales que sufren los coches

Puede que te suene Dekra, una compañía por cuyas estaciones de ITV pasan en torno a 15 millones de vehículos en los últimos dos años, que corresponden a las diferentes versiones de unos 230 modelos distintos. Es gracias a los datos que publican en su web (fantástica para perder tiempo si te gustan los coches de segunda mano) con lo que elaboramos los informes de los coches más fiables del mercado (2014 y 2013). Son informes bastante completos, ya que solamente informan de un coche cuando revisan al menos 1.000 unidades

 

 

En estas inspecciones se inspecciona el coche muy a fondo. Dividen su análisis del vehículo en cinco apartados claves:

 

  • Chasis/Dirección: Se comprueba el estado de la suspensión, (amortiguadores, muelles, puntos de anclaje…) y de la dirección (rótulas, bomba de asistencia…)
  • Motor/sistemas anticontaminación: Se centran en detectar posibles fallos de motor, incluido el sistema de escape, y sistema de transmisión (caja de cambios, diferencial..)
  • Carrocería/interior: Se vigilar su deterioro (corrosión, faros)… así como el cinturón de seguridad y desjustes del salpicadero.
  • Sistema de frenos: Para comprobar su eficacia y posibles fallos en el sistema de frenado (pastillas, discos, servofreno, líquidos…)
  • Electricidad/electrónica: Se localizan posibles fallos eléctricos (luces en el cuadro de mandos, cierre, climatizador..)

Además de descubrir los coches que dan menos problemas, también conocen las averías mecánicas más frecuentes que se han detectado. Son estas

1. Airbag

airbag-coche

El airbag fue introducido por Mercedes en 1980 y se ha popularizado hasta el punto de ser uno de los sistemas de seguridad que no pueden faltar en el coche. La vida media de un airbag es de 10 años y, si uno de los airbags de tu coche tiene algún problema se iluminará un testigo en el cuadro de mandos (puede ocurrir también si el coche se queda sin batería). En ese caso deberías pasar por un taller… y puede que solamente deban resetear la centralita para apagar el testigo… o cambiar  alguna pieza, que es algo más caro.

Relacionada: Cómo funciona un airbag

2. Bombillas fundidas

El sistema eléctrico de un coche puede tener picos de tensión, que provoca que alguna bombilla se funda antes de tiempo (su vida media es de cinco años, auqneu las bombillas LED duran tanto como el coche). También pueden funcirse porque entre humedad al faro. Se trata de averías de difícil localización, asñi que, cuando esto ocurre, lo más sencillo es cambiar la bombilla. En un coche antiguo podrás hacerlo tú mimso (solamente tendrás que afrontar el pago de la bombilla, muy baratas si son normales y algo más caras si es una halógena).

Relacionada: Las luces de tu coche: cómo son y para qué sirven

3. Barra estabilizadora

barra estabilizadora

Esta barra metálica une las dos ruedas de un mismo eje para mejorar la estabilidad en curva del vehículo, ya que permite solidarizar el movimiento vertical de las ruedas opuestas, reduciendo  la inclinación lateral que sufre la carrocería de un vehículo cuando es sometido a la fuerza centrífuga, típicamente en curvas?. Forma parte de la suspensión del coche, debería durar toda la vida del vehículo y no suele notarse su deterioro. a no ser que se rompa por completo (entonces su comportamiento en curva será mucho peor). En ese caso, debes cambiar la parte deteriorada (no es especialmente cara)

Relacionada: Amortiguadores: por qué son tan importantes

4. Brazos de suspensión

Son claves en la suspensión, ya que es donde se sujetan los amortiguadores y manguetas (donde se sujetan las ruedas). Deberían durar toda la vida del coche, pero es clave que revisen su estado en el taller, ya que, en caso de que se deterioren y lleguen a romperse, puedes desde perder una rueda a quedarste sin direccion… y en ese caso el accidente es inevitable. Sustituirlos no supone tampoco un desembolso muy grande (desde 150 euros).

5. Cojinetes

También conocidos como silentblocks, sobre estas piezas (de goma vulcanizada, o de poliuterano) se unen las suspensiones al chasis, de forma que no existan piezas móviles metálicas en contacto. Su misión es conseguir un buen aislamiento y permitir que las suspensiones trabajen correctamente. Se retuercen y deforman en aceleraciones y frenadas (es su función) y, a pesar de que deberían durar toda la vida del coche, se desgasten, por lo que aparecen holguras en los elementos de la suspensión. Puede percibirse si se transmiten más ruidos y vibraciones al habitáculo o si el coche tiende a desestabilizarse en recta. Sustituirlos no supone más de unos 90 euros.

Relacionada: ¿Circulas con amortiguadores en buen estado?

6. Centralita electrónica del motor

La centralita gestiona el funcionamiento electrónico del motor.?.. es clave para que todo funcione correctamente (encendido, inyección…) A pesar de que las centralitas duran toda la vida, problemas haberlos haylos. Se sabe de inmediato, ya que se enciende el testigo de avería del motor y el coche va a tirones, cuando no se para directamente. La solución va desde reporgramar la centralita (entre 100 y 200 euros) o cambiarla por una nueva, que hará menos gracia al que le toque. Cuando su fallo no es tan evidente, la gente se da cuenta en la ITV, cuando le indican que emite más gases contaminantes de los permitidos… que puede ser debido a un fallo en las bujías (que duran unos 60.000 km) o el filtro del aire (40.00 km de vida útil).

7. Corrosión en la carrocería

oxido carroceria

No deberían formarse nunca, cuando uno cuida bien la carrocería, pero a veces se forma óxido en la parte inferior, la zona más expuesta al agua y la suciedad. Hay que prestar atención a esa zona (el mejor modo es levantando el vehículo en un elevador) y, a los primeros síntomas, reparar la zona, ljándola, aplicando masilla y repintarla. Esta acción cuesta unos 200-500 euros, en función de la cantidad de zona afectada.

Relacionada: Cómo lavar bien el coche

8. Catalizador

El catalizador reduce el impacto ambiental de las emisiones contaminantes nocivas de los vehículos. Produce modificaciones químicas en los gases de escape de los automóviles antes de liberarlos a la atmósfera, para reducir la proporción de algunos gases nocivos generados en el proceso de combustión. Dura unos 150.000 km, pero a veces se acumulan demasiados gases de escape sin quemar en el catalizador y éste no es capaz de eliminarlos por completo.

Sucede por abusar de los trayectos cortos o tener las bujías en mal estado (en caso de los coches de gasolina) o por realizar muchos recorridos urbanos (y cisrular a bajas revoluciones) en el caso de los diésel. Es por este motivo que se recomiend acircular a altas revoluciones antes de pasar la ITV.  Cambiarlo no es barato pues supone embolsar unos 700 euros.

Relacionada: Cómo ahorrar dinero al pasar la ITV

9. Frenos con óxido

En ocasiones se oxidan partes metálicas del sistema de frenado, lo que puede deteriorar el sistema o producir fugas de líquido. Están preparadas para que no ocurra nunca en la vida del coche. Podrás detectarlo observando los bajos del coche y, si hay fugas, comprobando si desciende el nivel del líquido de frenos (se encenderá el testigo en el cuadro de mandos) o si detectas manchas donde lo dejas aparcado. Puede eliminarse el óxido con una lija o cambiar las partes afectadas.

10. Discos de freno

frenos_consejos

Se trata de discos de aceros que va unidos a la rueda mediante la mangueta. Cuando se pisa el pedasl del freno, la pastilla roza contra él y se reduce la velocidad. Su duración depende del tipo de conducción y del coche, pero es de unos 100.000 km. A partir de ahí pueden deformarse (lo notarás porque el volante vibra mucho al frenar) o oxiddarse, por la zona en la que van unidos a la rueda (solamente podrás verlo si desmontas el neumático. El precio de unos nuevos es muy variable, pero los puedes encontrar a partir de 100 euros.

Relacionada: Cómo detectar problemas en los frenos del coche

11. Fallos electrónicos

Cada vez son más habituales los fallos en los sistemas electrónicos controlados por alguna centralita.. porque cada vez hay más en los vehículos: faros y limpiaparabrisas automáticos, climatizador, ESP… Dependen de sensores, conexiones, que pueden fallar por múltiples causas. Lo detectarás porque hay cosas que no funcionan (si en el cuadro de mandos hay testigos de avería, deberían encenderse). El coste de reparación es muy variable.

12. Filtro de partículas

Los motores diésel emiten peligrosas partículas (que provocan cáncer). De un tiempo a esta aprte, los fabricantes han imtegrado en el sistema de escape los filtros de partículas, que retienen las partículas sólidas generadas en la combustión para que el motor contamine menos.? Su vida útil estimada es de unos 120.000 km.

Cuando la conducción es demasiado tranquila (a bajas revoluciones y en trayectos cortos) puede saturarse de partículas. Se encenderá un testigo de avería en el cuadro de mandos, e incluso deberías notar que la mecánica ofrece una menor respuesta. Si no se soluciona con un buen rato circulando en carretera a altas revoluciones… habrá que cambiarlo (desde 200 euros).

Relacionada: Por qué la gente no acierta al elegir coche diésel

13. Faros desajustados

faro bmw serie 5 inteligenteEn esos pequeños toques al aparcar, los faros pueden moverse ligeramente.. y que su haz de luz se desvíe (hacia arriba deslumbrarán a otros usuarios de la vía) y hacia abajo no te verán bien. La solución es ajustar el faro (lo puedes hacer tú mismo, frente a una pared), pero si el golpe ha destuido las patillas que lo sujetan (lo verás porque el faro se mueve), entonces hay que cambiar la óptica por completo… y en función del coche puede suponer un montón de dinero. Lo mejor es prevenir y no golpear el coche al aparcar.

14. Freno de mano destensado

Si debes tirar mucho del freno de mano para que pueda retener eficazmente al coche es muy posible que se haya destensado. No debería ocurrir, pero conviene que en tu taller de confianza lo revisen cada 50.000-70.000 km. Si esto curre, su tensado no es una reparación difícil ni en absoluto costosa.

15. Frenada irregular

Puede que una de las ruedas frene menos que una de las otras… y no te enteres en una conducción normal. Y es que este tipo de fallos solamente se notará en una frenada muy brusca… en la que el coche se desestabilizará. También en un taller o en la ITV, que miden, con la ayuda de un aparato llamado frenómetro, la fuerza con la que frena cada rueda. La reparación del problema no debería costar más de 150 euros…. pero va en función de qué falla en esa rueda.

16. Fuga de aceite

cambio aceite del coche

Ya hemos hablado mil y una veces de la importancia del aceite para el motor. Una pérdida podría suponer que se quedase sin él… y provocar incluso a la muerte de la mecánica. Si hay una fuga deberías ver aceite en el suelo después de llevar un tiempo aparcado… o un muy bajo nivel de aceite (que debes comprobar a menudo). Si llega a niveles muy bajos se enciende un testigo. Si es el caso, para tu coche y llévalo a un taller a que arreglen la fuga (desde 70 euros) y renueva el aceite.

Relacionada: Claves para elegir el mejor aceite del motor para tu coche

17. Fugas en la dirección

Las dirección asistida funciona gracias a un circuito hidráulico que lleva aceite. Si la bomba no tiene lubricante puede estropearse. Es de esas averías que notas muy rápido: la dirección se endurece a medida que pierde el aceite. Reparar la fuga puede costar desde 50 euros, pero si hay que cambiar la bomba, vete preparando cerca de 500 euros (normalmente duran toda la vida útil del coche).

18. Fuga de refrigerante

El líquido refrigerante (mezcla de agua y anticongelante) refrigera el motor y es clave para evitar sobrecalentamientos (que podrían acabar con la mecánica). Es un líquido cloreado, así que resulta muy fácil localizar las pérdidas, al ver un charco si esta parado. SI pones en marcha en coche, verás cómo se enciende el testigo de temperatura del motor. No escatimes en arreglar la fuga o incluso cambiar la pieza si es necesario.

19. Guardapolvos

La transmisión envía la fuerza del motor a las ruedas… y entre ellos está la junta homocinética, cubierta con un fuelle de goma que protege del polvo a esa importante zona… y contiene grasa para que todo funcione correctamente. Dura unos 100.000 kilómetros, pero puede romperse antes. Entonces se pierde esa grasa, se oye una especia de claqueteo al girar la dirección en marcha y el coche no avanza. Entonces toca cambiarla (es una reparación barata, a partir de 50 euros.

20. Pastillas y pinzas de freno

frenada irregular

Cuando pisas el freno, las pastillas rozan contra el disco  para detener el vehículo. Duran, de media, 60.000 km (en deportivos y coches muy pesados, su vida útil es menor), pero en función del uso puede gastarse antes. No cuestan demasiado (menos de 100 euros por eje) y sabrás que toca cambiarlas porque se enciende un testigo en el cuadro de mandos.

Las pinzas de freno son las encargadas de presionar las pastillas contra el disco. Debrían durar toda la vida del coche, pero puede que se deterioren , algo que es mejor comprobar en un taller. Cambiarlas cuesta unos 250 euros.

Relacionada: Trucos para mantener los frenos en buen estado

21. Rodamientos

Los rodamientos son los elementos sobre los que gira otra pieza mecánica.? Aunque deberían jubilarse junto al coche, sí pueden deteriorarse y entonces la pieza a la que ayudan no gira correctamente. Se nota enseguida, porque el roce entre los metales produce chirríos (normalmente a bajas velocidades). Si esto ocurre, cámbialos cuanto antes para evitar desgastar piezas más costosas (su precio parte de 60 euros).

22. Rótulas

Como en una rodilla, las rótulas son elementos que permiten que la dirección y la suspensión giren o doblen. A veces se averían y llegan a romperse. Si esto ocurre el accidente es casi inevitable, ya que puedes desde perder una rueda a quedarte sin dirección. Para comprobarlo, hay que controlar su estado en un taller y cambiarlas si así te lo recomiendan (su precio parte de 90 euros).

23. Tubo de escape

tubo de escape bajos coche

Por el tubo de escape se expulsan los gases que genera el motor en la combustión. Es mucho más largo que esas salidas que ves en la zaga de los vehículos. Dura en torno a unos 130.000 km, pero como esos gases están calientes, se producen grietas y roturas en los puntos de unión de los diferentes tramos del tubo o con piezas como el catalizador, silencioso… Se nota bastante rápido, ya que el sonido del coche cambia y, si no se actúa pronto, el coche perderá facultades y rendimiento. El precio del arreglo varía, pues puede que la fisura pueda arreglarse, o haya que sustituir un tramo solamente… o bien todo el conjunto del escape.

Relacionada: ¿Qué significa ese color de humo que sale del tubo de escape?

24. Sistema eléctrico

En Dekra se refieren a todos los elementos eléctricos del coche no citados antes, como las luces interiores, luneta térmica, radio, cierre centralizado…? Estos sistemas están preparados para durar toda la vida del coche, pero cuando no funcionan puede deberse a varios motivos. Desde que no tenga su fusible correspondiente, a una bombilla fundida… o algo que implique un mayor desembolso de tiempo y dinero para localizar la avería y repararla.

25. Soportes

Sobre ellos se apoyan elementos de todo tipo, como el motor. Si uno de ellos se rompe, aquello que sujeta tenderá a moverse y puede provocar daños en piezas cercanas. Por suerte, duran bastante (unos 150.000 km) y en el caso de que uno esté afectado es fácil notarlo, porque aumentan las vibraciones y los ruidos. Cambiarlos no es caro. d<epende del soporte, pero es fácil localizarlos desde 30 euros.

Fuente: Dekra

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | Aceptar