Lo que cuesta la revisión de 7 piezas clave de la mecánica del coche vs lo que cuesta arreglar una avería por falta de mantenimiento

«No gastarse 80 euros en cambiar el aceite puede derivar en una avería de 4.000 euros». La sentencia es de los expertos de la red de talleres Euromaster, autores de un informe que muestra lo que cuesta la revisión de siete puntos críticos de la mecánica del coche y lo que puede costar una avería por falta de mantenimiento.

Mantenimiento vs reparación

1. Aceite: de 80 a 8.000 euros

Si no se renueva en los plazos indicados por el fabricante, el aceite del motor irá perdiendo cualidades hasta generar problemas graves.

Un cambio de aceite más filtros cuesta unos 80 euros, pero si se produce una rotura de motor por falta de mantenimiento, la avería puede elevar la factura a 8.000 euros (la mitad si se utilizan piezas de segunda mano).

2. Correa de distribución: de 350 a 1.500 euros

La correa de distribución es un elemento esencial de la mecánica de cualquier vehículo. En el 95% de los casos, su avería es sinónimo de una rotura de pistones, válvulas y culata, que en muchos casos equivale a la rotura integral del motor.

El precio de sustitución de la correa de distribución oscila entre los 350-800 euros; si se llega a una de las averías anterior, la reparación será de entre 1.500 euros.

En el peor de los casos, un problema serio con la correa de la distribución puede obligar a cambiar el motor en cuyo caso el precio llegaría a 8.000 euros.

¿Correa de distribución o cadena?

Getty Images

3. Pastillas de freno: de 80 a 300 euros

Alargar el uso de las pastillas de freno puede derivar en un problema grave de seguridad, además de dañar los discos de freno, provocando una avería más costosa. El sonido estridente que producen unas pastillas de freno desgastadas al rozar con el disco irá en aumento.

Un juego nuevo de pastillas de freno suele rondar entre 80 y 110 euros pero, si se dañan los discos, se multiplicará por tres el coste, unos 300 euros.

4. Líquido de frenos: de 45 a 600 euros

El líquido de frenos está expuesto a grandes cambios de temperatura y, por tanto, un buen mantenimiento es imprescindible. Una de sus funciones es lubricar piezas internas de la bomba de freno y, en algunos casos, el regulador. Generalmente, se recomienda sustituirlo cada uno o dos años.

«Si el mantenimiento del líquido de frenos no es el correcto, además de tener problemas a la hora de detener el vehículo a tiempo, incurrimos en un posible daño a la bomba de freno», explican los expertos de la cadena de reparación.

Un cambio del líquido ronda los 45-70 euros pero, si se daña la bomba del freno, dicha cuantía podría ascender a 600 euros.

Todo sobre el líquido de frenos

5. Neumáticos y alineación: de 50 a 500 euros

Este sencillo proceso permite que los ángulos de la dirección se ajusten a lo que determina el fabricante y así garantizar la direccionalidad del vehículo y su buen comportamiento dinámico.

Lo ideal, según los expertos, es ajustar la dirección una vez al año para circular seguro y garantizar la completa utilización de los neumáticos. En caso contrario, además de afectar seriamente a la seguridad, un mal reglaje de la dirección disminuirá de forma importante la vida de los neumáticos, pudiendo incluso, reducir su vida útil en un 90%.

El precio de una alineación de los neumáticos ronda los 50-70 euros, mientras que un juego de dos neumáticos nuevospuede ascender desde los 200 a 500 euros en función del coche.

6. Carga del aire acondicionado: de 50 a 450 euros

Una climatización correcta del habitáculo es importante, especialmente en meses calurosos.

El aceite que lubrica el compresor del aire acondicionado está mezclado junto con el propio gas del aire. Este gas, además de cambiar de temperatura al someterlo a diferentes presiones, tiene que lubricar el compresor. Por ello, los fabricantes recomiendan sustituirlo cada 2-4 años.

Una carga de gas del aire acondicionado ronda los 50-70 euros pero, si no se renueva y se avería el compresor, la factura ascenderá a unos 450 euros.

Aire acondicionado coche

7. Líquido refrigerante: de 50 a 2.500 euros

El líquido refrigerante se encarga de absorber las calorías que hay dentro del motor y disiparlas en el radiador. Si no es capaz de realizar este proceso, el propulsor sufrirá grandes daños, desde que se queme la junta de culata o, directamente, gripe el motor.

La sustitución del líquido refrigerante suele rondar los 50-70 euros, mientras que una reparación de culata puede ascender hasta en torno a los 2.500 euros, según el modelo.

Noelia López

Alternador del coche: para qué sirve y cómo funciona

Una parte muy importante del automóvil.

El alternador del coche es una de las piezas clave para que funcione de manera correcta, un componente muy importante del sistema eléctrico, que permite que el coche arranque y pueda funcionar.

Qué es el alternador del coche

El alternador es una pieza que convierte la energía mecánica que proviene del giro del motor en energía eléctrica que luego suministra a distintos sistemas. Esta, que en principio es alterna, se convierte en continua mediante una placa de diodos, lo que hace que se pueda acumular después en la batería.

El regalo que Papá Noel ha dejado en casa de Cristiano Ronaldo: un coche que cuesta

Por decirlo de una manera sencilla, la batería es la que da el impulso inicial para que el coche arranque, pero es el alternador el que luego autogenera la electricidad necesaria para que los sistemas continúen funcionando mientras se conduce.

Partes del alternador del coche

Estas son las partes de las que se compone el alternador:

  • Polea: recibe la fuerza mecánica procedente del motor
  • Rotor (inductor): la parte móvil del alternador
  • Regulador: mantiene la tensión máxima de salida del alternador en 14,5 voltios
  • Estátor (inducido): es la parte fija sobre la que se encuentra la bobina
  • Puente rectificador de diodos: rectifica la corriente de salida del alternador para que se puede utilizar en el coche

Cómo funciona el alternador

Al accionar el contacto del coche, la batería suministra energía y pone en marcha el motor y este, mediante un mecanismo de arrastre, acciona el alternador. Esta energía mecánica es recibida por la polea, que se encarga de mover el rotor del interior del eje del alternador.

Esto genera electricidad que alimenta el electroimán del rotor, que a su vez produce un campo magnético ante el que reaccionan las bobinas del estátor produciendo la corriente eléctrica. En ese momento, el sistema empieza a funcionar con la electricidad que genera, lo que hace que el testigo de la batería del cuadro de instrumentos se apague.

Desde ese momento genera energía que se almacena en la batería y después se distribuye entre todos los sistemas que lanecesitan.

Cómo saber si el alternador de mi coche está averiado

Hay varios indicativos que señalan que la vida del alternador está llegando a su fin. El primero está en el cuadro de instrumentos y es que, si el testigo de la batería no se apaga al arrancar, pude indicar un problema (también puede ser la propia batería).

Otro es que la intensidad de los faros baje o que cambie en función del régimen de revoluciones al que esté girando el motor. También puede significar problemas que sistemas eléctricos tales como el cierre centralizado, los elevalunas o el sistema de sonido empiecen a dar problemas.

Por último, que al coche le cueste arrancar puede deberse, entre otras cosas, a que el alternador no funciona bien y no está cargando la batería.

Ahora bien, ¿ cuál es la vida útil de un alternador? Entre 10 y 15 años o entre 150.000 y 250.000 kilómetros Dentro de lo que cabe no es una pieza excesivamente cara y se sitúa alrededor de los 500 euros en los casos más caros, pero puede haber desde 300, todo depende del vehículo.

Mario Herráez

Lo que hay que saber para comprar un auto usado y evitar malos ratos

La preferencia por estos tipos de vehículos va en alza por lo que es necesario tomar ciertas precauciones a la hora de elegir uno. Una de las principales recomendaciones es cotizar en distintos lugares y verificar los antecedentes del auto y sus mantenciones, además de optar por lugares que entreguen garantías respecto de la calidad del vehículo.

El interés por comprar autos usados se mantiene y es una opción que gana terreno ante el retraso en la entrega de 0 kilómetros de al menos 6 meses.

Si bien la mayoría de las transacciones de autos usados se realizan entre particulares -a pesar que cada vez toman más fuerza las plataformas online- es fundamental tomar resguardos a la hora de comprar un automóvil. Especialmente, en el actual contexto, donde existe una creciente demanda por parte de las personas por tener un medio de transporte propio y renovar su vehículo.

“Estamos en un momento donde existe una alta demanda por comprar un vehículo usado, y esto ha impactado también en la variación de los precios, por lo que siempre se recomienda cotizar en distintos lados. También es relevante que el comprador defina hasta cuánto está dispuesto a pagar por un modelo en específico y con ciertas características”, explica Claudia Aspe, subgerente de marketing Macal, marketplace de autos en Chile.

Sin embargo, una decisión apresurada, sin tomar resguardos, puede traer una serie de problemas, que es mejor prevenir.  Por lo que la experta entrega las siguientes recomendaciones a la hora de comprar un vehículo usado:

Lugar

Una de las principales recomendaciones a la hora de comprar un auto usado es elegir un lugar o plataforma fiable, que preste todo el soporte de pre y postventa.

Cotización y comparación de precios

Es muy importante cotizar el auto que quieres en varios lugares, eso te permitirá saber cuál el rango de precio de venta y también te entregará las primeras alertas frente avisos que podrían ser estafas, si encuentras un valor fuera del promedio o muy bajo respecto de otros.

Tener la mayor información posible del auto

Hay que asegurarse de que donde se compre el auto se pueda tener los antecedentes del vehículo lo más detallado posible, es decir, con informes completos con las mantenciones y si está con los papeles al día. Para complementar, es necesario tener buenas imágenes o videos del vehículo porque así puedes revisar todo con mayores detalles.

Alternativas de pago y financiamiento

Si necesitas apoyo para pagar el vehículo, entonces será clave que el lugar donde compres tu próximo auto ofrezca distintas alternativas de pago, o incluso, financiamiento. Esto, te facilita la compra y te libera de los trámites relacionados a la hora de pagar. En algunos lugares te ofrecen comprar tu actual automóvil, si es que ya tienes, y esto también te permite tener liquidez para llevar uno nuevo.

Servicios adicionales

Hoy lo ideal es que puedas llevar tu auto listo para manejar y evitar todos los trámites posteriores. Por eso, se recomienda elegir lugares que ofrezcan servicios complementarios como seguros, delivery, sanitización, garantías mecánicas y puedas salir con tu auto listo para manejar.

Garantías

La compra de un automóvil es una de las compras más importantes de la vida, por lo mismo, siempre se recomienda elegir un lugar que entregue garantías si no se está conforme con el producto y garantías mecánicas frente a cualquier desperfecto del automóvil.   

“Antes, a la hora de elegir un auto, muchos elegían uno 0 kilómetros por la tranquilidad de saber que el auto tenía una garantía si no funcionaba como se esperaba, hoy esto también se puede encontrar en el segmento de autos usados y es algo sumamente revolucionario, muy en línea con lo que se está dando a nivel internacional”, comenta Aspe.

El Mostrador

Prueba Jaguar F-Type S Coupé: El elegante equilibrio entre la legalidad y los circuitos

Probamos el Jaguar F-Type S. Un coupé de dos plazas que desarrolla 380 CV con un motor 3.0 V6 con compresor, que es capaz de acelerar de 0-100 km/h en menos de 5 segundos y superar los 270 km/h. Es deportivo, elegante y tiene mucha clase.

Es indiscutible que el Jaguar F-Type es un deportivo que conquista a cualquiera… y lo seguirá haciendo durante muchos años. Precisamente porque bajo sus líneas, no esconde ángulos ni formas que pasan de moda fácilmente. Es pura magia en diseño y una inspiración para el mundo del automóvil. Es elegante, es deportivo, atemporal y cuesta menos de 100.000 euros, pero podría pasar por un coche más caro. En ciertos aspectos me recuerda a un Porsche, por su pureza en la línea y por ese ‘no sé qué’ que emociona sólo con mirarle. Sin embargo, el F-Type está menos visto y aunque haya nacido clásico (como los 911), a día de hoy hace girar muchos cuellos. He de decir que el sonido de los escapes ayuda bastante. Pero no vayamos tan rápido por el momento.

Suerte que Jaguar oferta el F-Type en dos variantes: un Coupé y un Convertible de techo de lona, siendo el roadster el que llegó primero al mercado. También goza de una variada oferta de motores:

El frontal es muy agresivo y ancho. Los faros de xenón están dentro de la luz diurna de LED

A éstos se le suma una versión denominada British Design Edition (110.850 euros) con el motor sobrealimentado de 380 CV y elementos del F-Type R como llantas de 20 pulgadas o los frenos Super Performance. Las versiones del Convertible que son idénticas en motorizaciones y denominación, son 8.000 euros más costosas en todos los casos.

En todas las variantes, el Convertible cuesta 8.000 euros más

En nuestro caso, el coche que ocupa esta prueba es un F-Type S Coupé automático (convertidor de par con cambio ZF de 8 relaciones). Como es de esperar, es de tracción trasera, tal como sugiere una silueta muy retrasada con una posición de conducción por detrás del centro del coche y un afilado y largo morro que bajo su capó de apertura inversa aloja el propulsor.

Con esta configuración, las prestaciones son muy buenas, con una impresionante aceleración de 0-100km/h por debajo de los 5 segundos (4,9 para ser exactos) y una velocidad punta que llega a 275 km/h. Es indiscutible que el Jaguar, además de ser precioso, es muy rápido y pocas quejas se le pueden encontrar. Pero esto no es más que una cifra sobre el papel que en sensaciones puede cambiar. Hay coches que con poca potencia superan lo insospechado en cuanto a sensaciones, y otros que aunque corran como demonios, no son capaces de transmitir fielmente lo que uno espera.

Parte de la magia del F-Type se lo debemos a sus medidas contenidas: 4.470 mm de longitud, 2.042 mm (con retrovisores) de anchura y sólo 1.311 mm de altura. Esto favorece encontrarnos, sobre el papel con un peso de 1.584 kilos en orden de marcha. Es incluso práctico para dos personas, con un maletero de 310 litros con bandeja y de 408 litros sin bandeja. La silueta coupé hace que sea un espacio irregular y dificulta aprovechar al máximo las posibilidades del hueco pero como disponemos de un portón, cargar el coche es cómodo.

Acelera de 0-100 en 4,9 segundos y corre 275 km/h

Es llamativo que un deportivo de esta categoría siga ofreciendo faros de xenón con el LED a la orden del día. Quizá el elemento que menos entone con el deportivo ya que, sin embargo, tiene una luz diruna de LED con un diseño sencillo y mucha personalidad. Para el restyling que ya circula en fase de pruebas, las ópticas serán uno de los cambios más llamativo estéticamente hablando.

La calidad es muy elevada en el interior del Jaguar F-Type

En el interior rebosa calidad y tecnología a partes iguales. Además, las posibilidades de configuración interiores pueden hacer que la factura crezca considerablemente, aunque uno de los aspectos más llamativos son los asientos deportivos. Sencillamente, una obra de arte que cuestan 5.259 euros nada menos en nuestra unidad.

En marcha

Además de por un diseño elegante y deportivo, el Jaguar F-Type llama la atención por sus detalles. Por ejemplo, los tiradores incrustados en la carrocería o el botón de arranque simulando un latido de un corazón con su iluminación LED son un atractivo que emocionan al usuario cada vez que sube al vehículo. También, los difusores centrales del climatizador, ascienden o se ocultan en función de si se demanda su uso o no, dejando un salpicadero plano y muy estético.

Al encender el coche, éste sube de vueltas y emite un rugido estremecedor por los escapes. A decir verdad, pocos coches, por no decir ninguno, suenan como este F-Type con un motor de similares características. Parte de la trampa está en el sonido activo que puede activarse y desactivarse con un botón.

Los difusores del climtatizador centrales se elevan cuando es necesario

La dulce melodía del motor engancha a cualquiera que esté a 200 metros a la redonda… o 400. El coche suena tan fuerte y tan melódico con el sonido activo que es imposible no girarse para ver qué coche está aproximándose. Afortunadamente para el conductor no es muy molesto y siempre queda la opción de desconectarlo si vamos a realizar trayectos más largos a través del botón de la consola central.

Se puede personalizar el comportamiento a través del programa Dynamic

Hablando de personalización, el Jaguar F-Type tiene un programa ‘Dynamic’ donde podemos seleccionar la respuesta de motor, dirección, suspensión y cambio de forma individual. Se accede a través de la pantalla táctil, cuyo uso y resolución son bastante buenos, maximizando la experiencia del usuario. Hemos montado en deportivos de mayor categoría que, precisamente, este punto era un área de mejora. No en el F-Type aunque es probable que para su restyling se actualice ligeramente.

Foto 12

La caja de cambios del coche es de convertidor de par. Una caja ZF similar a la que usan otras marcas. Al principio choca un poco que no se haya optado por el embrague doble para un deportivo de esta categoría, pero con el paso de los días comienzas a comprender que en realidad era la opción más correcta. Probablemente, detrás de la mirada afilada y de la silueta deportiva del coche hay más matices de los que uno piensa. Y me explico.

El botón de arranque late antes de pulsarlo

El coche tiene un comportamiento noble y sube de vueltas sin llegar realmente a pegar al conductor al asiento. A veces incluso se puede llegar a pensar que suena más de lo que corre, y lo cierto es que en realidad el coche corre muchísimo, pero la experiencia que transmite, o mejor dicho, lo que el usuario siente, no es la ‘patada en el pecho’ de los coches más potentes. No importa porque de por sí, ya está muy por encima de la realidad de nuestras carreteras. Y aquí viene la segunda variante: el coche entendiéndose como una bestia de circuitos. En mi opinión, para ser el mejor en un circuito hace falta un tratamiento bastante enfocado al uso del coche de forma deportiva. Por ejemplo, Porsche, con un diseño continuista en el tiempo es extremadamente efectivo en la pista, y sus clientes lo saben y por eso el 911 abunda en cada evento.

Foto 8

La dirección es el punto a mejorar del deportivo

Un BMW, con sus matices y su deportividad sobreviradora, también tiene una división específica pensada para las pistas… Audi y Mercedes, incluso Nissan con el GT-R tienen su producto específico, pero un Jaguar F-Type es otra cosa. Tiene clase, es elegante y creo que su comportamiento no está enfocado a ser un candidato ideal para un ‘trackday’. Quizá, con la variante SVR esta historia haya cambiado, pero con el F-Type S no. Y donde más se nota, es en la dirección. Para el día a día es suficientemente cómoda y agradable, pero en cuanto empiezas a buscarle las cosquillas al coche y en curvas cambias los apoyos de forma enlazada, pierdes información.

Puedes divertirte y esto no lo duda nadie, pero estoy convencido de que al límite uno echaría en falta ese plus de dirección directa, incluso en el modo más extremo del programa Dynamic. Eso me lleva al segundo planteamiento: la caja de cambios por convertidor de par. Infinitamente más cómoda para el día a día pero menos interesante si uno se plantea correr en la pista que una caja de doble embrague.

La zaga impresiona por las luces traseras finas y la doble salida central

Eso me lleva a la conclusión obvia: el coche es un magnífico deportivo, pero no para la competición. Sus frenos, suspensión y chasis son más que de sobra para ser muy rápido en carreteras secundarias, y ahí se obtiene un placer de conducir increíble. Está muy por encima de lo que se le permite y parece un animal enjaulado. A medio camino entre la legalidad y las pistas, el F-Type S es un coche equilibrado.

En la calle rebosa elegancia y sinceramente pienso que el ejercicio de diseño del Jaguar F-Type es de lo mejor que existe en el mundo del automóvil contemporáneo. Con la sencillez se ha rozado la perfección y la calidad interior es altísima tanto en uso de materiales como en ajustes. La pantalla central, la modernidad de todos los controles y las posibilidades de personalización hacen que sea un candidato estupendo si entiendes el deportivo, no como el más rápido ni como el más llamativo, sino como un coche con clase, con alma atlética y alta calidad.

Para eso no hay otro igual, e imagino que aunque su consumo se sitúe más cerca de los 11 litros que de los 8,8 que homologa, no es un factor de rechazo, porque el coche, que es un excelente automóvil para satisfacer cualquier salida de domingo de forma espectacular a todos los niveles (frenos, suspensión y chasis), es puramente emocional. Y su diseño tiene buena culpa de ello.

Javier Onrubia

Señales que indican el deterioro de los frenos de tu coche

Reducir las marchas antes de frenar, comprobar el líquido de frenos de manera periódica o prestar atención a los sonidos y vibraciones de tu coche pueden ser gestos clave para prevenir el deterioro prematuro de los frenos

Frenos del coche/P.F.

Debido al desgaste, los frenos van perdiendo efectividad de forma progresiva y el conductor se va adaptando a estos cambios. Con el paso del tiempo la distancia de frenado aumenta, el pedal se vuelve más esponjoso, hasta que otra persona no conduce nuestro coche y nos dice: ¡pero que mal frena tu coche!, no nos damos cuenta de que tenemos un problema. Por ello, desde Oscaro nos explican los aspectos que debemos tener en cuenta y consejos para facilitar el buen mantenimiento de los frenos.

Primero hay que practicar una conducción eficiente manteniendo un ritmo constante sin acelerones ni frenazos bruscos no solo reducirás tu consumo de combustible, sino que también prevendrás el desgaste del sistema de fricción. Detalles como reducir las marchas antes de frenar bruscamente para no forzar el sistema también evitará que tus frenos se desgasten de forma prematura.

Hay que reemplazar sus componentes de manera periódica. Aunque según la norma general se recomienda cambiar las pastillas de frenos cada 25.000 km, si vives en zonas de montaña, en zonas con muchas pendientes o simplemente usas tu vehículo a diario, es muy aconsejable que eches un vistazo a las pastillas para vigilar que su espesor no descienda de los 2 milímetros. Si finalmente necesitas cambiar las pastillas de frenos, recuerda que cada 4 cambios será necesario reemplazar los discos también.

También comprobar el líquido de frenos. En este caso, es tan importante la cantidad como la calidad del líquido. Por una parte, es fundamental prestar atención a que el nivel del líquido sea el adecuado, pero también se ha de vigilar el estado del mismo, ya que si está sucio afectará negativamente a la frenada del vehículo. Además, recuerda seguir las recomendaciones de cambiarlo cada dos años o cada 50.000 km.

Usar recambios homologados. A la hora de realizar cambios, siempre se ha de tener en mente que estos deben garantizar nuestra seguridad. En el caso de las pastillas de freno, debes comprobar que llevan grabado el código ECE R-90, que garantiza que cumple los requisitos de calidad exigidos.

Asimismo, se debe prestar atención a señales acústicas y vibratorias. Los chirridos o ruidos molestos constantes cuando presionas el pedal de freno son síntomas que pueden indicar que las pastillas de freno necesitan una revisión y, posiblemente, un cambio. Por otro lado, si lo que notas es que el pedal o el volante vibran, estos detalles podrían ser síntoma de que hay que cambiar el sistema de frenado cuanto antes.

Motor

Por qué inyectar hidrógeno puede alargar la vida de los motores diésel

En los últimos años, los motores térmicos, sobre todo, diésel, se han convertido en claros enemigos del progreso y del medio ambiente, hasta convertirse casi en los culpables del cambio climático. Esto ha llevado a los fabricantes a idear todo tipo de soluciones para reducir las emisiones. Te contamos por qué inyectar hidrógeno puede alargar la vida de los motores diésel.

Y es que el motor diésel se ha convertido en el enemigo público número uno de todos aquellos que se preocupan por el medio ambiente, pese a que sus niveles de emisiones son más bajas que nunca, gracias a todo el arsenal tecnológico que contienen.

La preocupación por el medio ambiente se ha convertido en un tema crucial en la industria del automóvil, a lo que hay que sumar las cada vez más duras normativas anticontaminación. Esto ha llevado a los distintos fabricantes a crear diferentes soluciones para reducir las partículas nocivas que salen de los tubos de escape de los automóviles.

Pero, aunque el futuro de la industria de la automoción para por el coche eléctrico, la realidad es que el motor diésel sigue siendo necesario en determinados vehículos, sobre todo, los más pesados. Y es aquí donde el hidrógeno puede ser la clave para alagar la vida de los motores diésel.

Por qué inyectar hidrógeno puede alargar la vida de los motores diésel

Por qué inyectar hidrógeno puede alargar la vida de los motores diésel

Aunque te pueda chocar, inyectar hidrógeno en un motor diésel se puede y, además, es bueno, porque reduce el consumo de combustiblelas emisiones de partículas nocivas y CO2, además de prolongar la vida del propio motor.

El hidrógeno ya lleva mucho tiempo con nosotros y existen diferentes soluciones para utilizarlo, ya sea como combustible o como pila de combustible para motores eléctricos.

Pero ahora nos vamos a referir a una solución diferente, que consiste en inyectar directamente hidrógeno en motores diésel, lo cual, permite reducir considerablemente los gases contaminantes, aunque no los elimina.

El hidrógeno produce una serie de beneficios en los motores diésel, como una combustión más limpia. Esto no es una novedad. Además, ya hace tiempo que se emplea en procesos de descarbonización.

Pero, en este caso, se trata de inyectar el hidrógeno en el funcionamiento del motor, mediante una mezcla con el gasóleo, para que la combustión sea más limpia.

Inconvenientes de la inyección de hidrógeno en motores diésel

Por qué inyectar hidrógeno puede alargar la vida de los motores diésel

Lógicamente, para inyectar hidrógeno en un motor, será necesario algún dispositivo que lo proporcione, así como un sistema que regule el caudal de hidrógeno, dependiendo de las circunstancias.

Y aquí es donde vienen los problemas. En primer lugar, hay que disponer de hidrógeno, lo cual, requiere de un lugar donde almacenarlo y una red de distribución. En segundo lugar, ese dispositivo que lo proporcione debe ser pesado y voluminoso.

Esto explica que solo se haya utilizado en vehículos comerciales para cumplir las normativas anticontaminación y no en turismos, donde es más práctico la pila de combustible.

A todo esto, hay que sumar un tercer problema, que tiene que ver con la disponibilidad de hidrógeno y su precio.

No obstante, inyectar hidrógeno en motores diésel puede ser una solución más, entre otras que ya se trabajan, como los combustibles sintéticos que trabaja Porsche, para que los motores alimentados por gasóleo estén más tiempo con nosotros. Naturalmente, conviviendo con los vehículos eléctricos.

Donde los demás no llegan

Coches nuevos y garantías mecánicas gracias a Atlántica Garantía

Los tratados internacionales y organizaciones gubernamentales trabajan actualmente en la implementación de protocolos que garanticen la seguridad de los vehículos que saldrán a la venta en las próximas décadas. Si bien este objetivo ha comenzado a cumplirse con los modelos más recientes, compañías como Atlántica Garantía S.A. recomiendan que los propietarios de coches nuevos adquieran una póliza de garantía mecánica para disminuir el riesgo de un daño.

Con este documento, es posible acceder a un apoyo especializado si se produce alguna avería, lo que evita dolores de cabeza a los propietarios y a los otros actores viales. Por tal razón, esta compañía ofrece a sus clientes un completo servicio de garantías mecánicas para coches nuevos, que les permita transitar vías urbanas y rurales con total tranquilidad.

Garantía mecánica para coches nuevos

Atlántica Garantía cuenta con una póliza que cubre todo tipo de daños mecánicos en el vehículo, incluyendo los gastos por piezas de repuesto y la mano de obra involucrada en la reparación. El servicio también contempla el reemplazo de partes reconocidas como defectuosas, sin afectar a la garantía del fabricante. La compañía está dispuesta a tramitar la documentación necesaria para que los daños por avería de un vehículo nuevo no sean asumidos por su propietario, sino por el proveedor de la póliza o por el concesionario, según corresponda.

Esta compañía cuenta con el conocimiento necesario para solucionar averías de coches de diferentes modelos y con un equipo humano profesional, que se encarga de analizar cada caso particular y brindar la ayuda necesaria al cliente sin importar el lugar en el que se encuentre.

Atlántica maneja una red de suministradores muy amplia, la cual es capaz de proveer el material requerido para cualquier tipo de reparación a muy bajo coste. Esto le permite a la compañía ofrecer una solución final y definitiva a sus clientes desde una atención particular y personalizada, estudiando en detalle la causa de la avería e interviniendo directamente en la raíz del problema.

Servicios online

Las garantías que ofrece esta compañía pueden solicitarse vía web a través del portal virtual de la organización, siguiendo unos sencillos pasos que registran al propietario como integrante de la familia Atlántica Garantía S.A. Es por esta razón que invitan a todos los interesados en asegurar la eficiencia mecánica de su vehículo nuevo a que contraten cualquiera de sus servicios de garantía mecánica para coches nuevos. De esta manera, los propietarios y sus familias podrán disfrutar de un medio de transporte privado que cuenta con el respaldo de una de las mejores compañías de pólizas para vehículos del país.

Redacción

Cadenas de nieve: guía de compra y cómo se colocan

El frío cada vez aprieta más y, para anticiparse a posibles disgustos en la carretera, es buena idea hacerse con unas cadenas de nieve para equipar el coche cuando sea necesario. Te contamos todo lo que tienes que saber al respecto, una guía de compra y cómo se colocan.

Son un elemento imprescindible para el invierno si vives y circulas por el norte o en zonas de alta monta, puesto que son las que te librarán de quedarte varado a la espera de que alguien o los servicios de emergencia vengan a rescatarte.

Qué son las cadenas de nieve y qué tipos hay

Las cadenas para el coche son un sistema que se acopla a las ruedas del coche parar conseguir mejorar la tracción del mismo a circular sobre la nieve, lo que permitirá seguir avanzando y que el automóvil no se quede parado.

Aunque su funcionalidad siempre es esa, hay diversos tipos de cadenas, cada una con una serie de ventajas e inconvenientes. Los dos principales son las metálicas y las de tela, aunque también hay otras alternativas menos utilizadas.

Las cadenas metálicas son las tradicionales y consisten en un aro cerrado que sigue el perfil exterior del neumático, una maya metálica que se extiende sobre la superficie de contacto con el suelo y un segundo aro interior que se “abrocha” para fijarlo. Son duraderas aunque su colocación puede ser algo tediosa.

Cadenas de nieve

Las cadenas de tela son, básicamente, una funda para el neumático que lo recubre y, por su textura, mejora el agarre de este. Su colocación es más sencilla, de ahí su mayor popularidad, pero se deterioran más rápido y hay que lavarlas tras cada uso.

Son las dos modalidades más conocidas, pero lo cierto es que el segmento ha ido ampliando la variedad de soluciones disponibles para salir del atolladero que puede llegar a ser la nieve.

Por una parte están las cadenas mixtas que están formadas por varias piezas de plástico que, en la superficie de contacto, cuentan con clavos que ayudan a traccionar. También hay unas que consisten en bridas con tacos, que se atan a través de la llantas. Y tampoco faltan las cadenas en espray, que se aplican sobre el neumático y aumentan la adherencia.

Cómo colocar las cadenas de la nieve

Cada tipo de cadena que hemos comentado tiene su propio modus operandi, pero vamos a centrarnos en las dos más comunes, que son las de tela y las metálicas, estas últimas las que dan más “miedo”, pero que a la hora de la verdad se colocan de una manera más sencilla de lo que parece.

Las de tela basta con desplegarlas y colocarlas (en las ruedas de tracción) empezando por la parte superior y estirando hacia abajo, procurando centrarlas bien. Dado que la zona inferior no es accesible, hay que mover el coche unos metros y terminar de ajustarlas. Por su deterioro, en cuanto desaparezca la nieve hay que quitarlas.

Con las metálicas hay que pasar el aro rígido por detrás del neumático hasta que asome por los dos lados, tras comprobar que no está pillada por la rueda, sube los dos extremos hacia arriba y abróchalos, centrando la cadena.

A continuación, fija el anillo exterior utilizando los enganches y una vez colocados, emplea el tensor para que la cadena no quede suelta y se ajuste bien a la rueda.

Mario Herráez

Estos son los pasos para recurrir una multa de las ZBE en 2024

Ante el aluvión de las sanciones tras la implementación de las Zonas de Bajas Emisiones en las ciudades, te explicamos qué debes hacer para recurrir una multa de las ZBE en 2024.

La implementación de las Zonas de Bajas Emisiones, como medida para reducir la contaminación en las ciudades, han traído consigo un aluvión de sanciones a los conductores. A continuación, te vamos a explicar los pasos para recurrir una multa de las ZBE en 2024.

Las ZBE son obligatorias desde el 1 de enero de 2023 en todos los municipios a partir de 50.000 habitantes censados (o 20.000 en aquellos lugares donde haya altos niveles de contaminación), en cumplimiento de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobada en 2021.

Esta medida prohíbe acceder y circular por estas áreas delimitadas a los vehículos más contaminantes, es decir, aquellos que quedan fuera del etiquetado de la DGT, aunque las restricciones se extenderán a más coches en los próximos años.

Si bien todavía hay muchos municipios donde no se han instalado las ZBE, esto va a cambiar a partir de 2024, lo que invita a pensar que también se incrementarán las multas. Por ello, desde Pyramid Consulting explican los pasos que hay que seguir para recurrirlas.

Aumento de las multas y de la cuantía

ZBE Madrid

La consultoría especializada en recursos de multas ofrece una guía detallada para aquellos que buscan recurrir estas sanciones, proporcionando un entendimiento claro de los procedimientos y estrategias efectivas para enfrentar estas multas.

Concretamente en Madrid, el Ayuntamiento ha intensificado las notificaciones de multas en toda la ciudad, incluida la Plaza Elíptica, lo cual ha generado preocupación entre los conductores.

Además, la cuantía de las sanciones ha aumentado significativamente, pasando de 90 a 200 euros, lo que hace más necesario entender cómo recurrir multas de la ZBE en Madrid.

Pyramid Consulting denuncia el incumplimiento por parte del Ayuntamiento de Madrid de ciertas disposiciones de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, concretamente, el artículo 242.3 de la Ordenanza en Zonas de Bajas Emisiones, no sólo en Plaza Elíptica sino en toda la ciudad.

Igualmente, denuncia la falta de notificaciones preventivas, lo que ha provocado que muchos conductores reciban multas sin previo aviso, violando el Principio de Confianza Legítima. Hay clientes con 40, 50 y hasta 100 multas notificadas a la vez.

Falta de transparencia y confusión para los ciudadanos

Zona Bajas Emisiones Plaza Elíptica Madrid

La confusión generada por la información insuficiente sobre las ZBE en Madrid, incluida Plaza Elíptica, ha causado incertidumbre entre los conductores. La complejidad en la redacción de la Ordenanza y la falta de claridad han creado una situación de inseguridad jurídica, lo que afecta a los ciudadanos.

El enfoque indiscriminado en la emisión de multas en Madrid plantea serias preguntas legales, especialmente cuando se considera el principio de una única infracción continuada en el tiempo.

Además, hay que añadir otros problemas, como la incorrecta señalización de las ZBE, ya que no cumple con lo establecido en la instrucción MOV 21/3 de la DGT. Esto invalidaría todos los procedimientos abiertos por parte del Ayuntamiento de Madrid.

Según establece el punto 4 de la Instrucción, las zonas de bajas emisiones se señalizarán con la señal que se indica a continuación con el siguiente significado: “Zona de Bajas Emisiones. Entrada prohibida a vehículos de motor, excepto aquellos vehículos que dispongan del distintivo ambiental indicado por la entidad local en la parte inferior de la señal”.

La señal que se reproduce en la Instrucción recoge expresamente qué distintivos tienen autorizado el acceso, sin embargo, la señalización que ahora mismo regula los accesos a las demás ZBE en Madrid carecen de especificación alguna relativa a los distintivos autorizados, provocando la correspondiente confusión en los conductores.

Es importante recurrir las multas en las ZBE

Madrid tendrá una segunda zona de bajas emisiones en Plaza Elíptica

Ante el aluvión de multas que se están notificando y, teniendo en cuenta la experiencia de lo ocurrido con Madrid Central, desde Pyramid Consulting recomiendan recurrir cada una de las multas notificadas, pese a los avisos que están recibiendo algunos de sus clientes desde el Ayuntamiento, informándoles de que están revisando las sanciones y que no es necesario que aleguen.

Es importante recurrir dentro del plazo de 20 días naturales desde la notificación para presentar alegaciones, ya que, de lo contrario, el denunciado ya no tendrá derecho a defenderse. Igualmente, tampoco recomienda pagar rápido la multa para aplicar el descuento, ya que, como establece la Ley de tráfico, el pago anticipado con descuento implica conformidad con los hechos denunciados.

Ante esta situación en la ZBE de Plaza Elíptica y las prácticas del Ayuntamiento de Madrid, Pyramid Consulting recomienda recurrir cada multa y buscar asesoramiento legal cuando sea necesario.

Álvaro Escobar

Si vas a comprar un coche, toma nota: estas son las marcas que más averías tuvieron en 2023

Te mostramos qué marcas tienen mayor número de reparaciones y qué tipo de averías fueron las más comunes en cada una de ellas.

Imagen de un taller de reparación de vehículos.

Comprar un coche es el desembolso más elevado que pueden tener que llevar a cabo los ciudadanos después de la adquisición de una vivienda. De ahí que, una vez llevada a cabo, lo que se busca es tener que pasar lo menos posible por el taller.

Así, y según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el 37% de los compradores de vehículos apuntan a que la fiabilidad de un vehículo es el aspecto que más condiciona su compra. Por tanto, los pasos por el taller vienen a ser un claro indicativo de qué marcas de coche y qué modelos son los más fiables.

“Para determinar la fiabilidad de un modelo cabe destacar que el hecho de que pase más veces por el taller puede estar relacionado con su éxito comercial”, apunta Marc Cuñat, responsable de recambios de Recomotor.

Así, el experto del distribuidor de piezas recuperadas para taller y profesionales de la automoción, matiza que “si un modelo se vende mucho es más probable que pase más por el taller por la sencilla razón de ser más numeroso en la carretera”.

Con todo, y según Recomotor, los modelos de coches que necesitan un menor número de reparaciones y, por tanto, son los más fiables, son Toyota, Mitsubishi, Kia y Hyundai. Le siguen Honda, Mazda y Skoda. En el otro lado de la balanza, Alfa Romeo, Land Rover, Jeep y Fiat.

¿Cuáles son las averías más frecuentes?

Según Recomotor, los recambios de segunda mano más demandados en 2023 han sido los motores seguidos por las cajas de cambio. En el caso concreto de desgaste del vehículo, el 20% de las averías se debe al uso habitual del vehículo, algo que afecta a todas las marcas.

Si hablamos del sistema de alimentación, las marcas con más incidencias son Volkswagen, Opel y Fiat. Mientras que en averías eléctricas (baterías, cierres centralizados, elevalunas…) las marcas con más reparaciones son Renault, Alfa Romeo y Seat.

Respecto a la amortiguación, dirección y los neumáticos, son los Audi, Citroën y Alfa Romeo los que más pasan por el taller, mientras que en calefacción y ventilación, los fabricantes con más errores son Renault, Mercedes y Peugeot.

Si hablamos del sistema de frenos, Citroën, Fiat y Opel están en cabeza, mientras que en motor, quienes más los sufren son Alfa Romeo, Fiat y Peugeot. Con todo, desde la plataforma señalan que realizar un mantenimiento periódico es esencial para prevenir averías, así como realizar una conducción adecuada.

Valentín Bustos

946 361 960

Horario de atención telefónica

  • Lunes a Jueves

    09:00 a 14:00, 15:30 a 18:00

  • Viernes

    09:00 a 14:00, 16:00 a 18:00

Serrano 93, 3ª planta 28006
Madrid

Pol. El Campillo edif Meatza 2ª planta 48500
Gallarta (Bizkaia)

© Atlántica Garantía